“No existe un plan para desestabilizar al gobierno”

Hallar negó la existencia de maniobras contra el gobierno provincial, pidió dialogo y volvió a ofrecerse como mediador en el conflicto docente. Planteo la realización de una mesa multisectorial en la que se convoque a un dialogo franco y  fructífero.
"hallar"

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

El diputado radical Omar Hallar desmintió las versiones divulgadas desde el oficialismo de que existe un plan para desestabilizar al gobierno Provincial. Remarcó que no existe tal plan ni tampoco hay maniobras o intensiones de atacar al gobierno, sino que existe una comunidad con graves problemas que no son atendidos ni escuchados.

“Están intentando desviar la atención de la sociedad de los problemas reales que existen. Quieren hacerle creer a la gente que el gobierno hace todo bien pero que hay una campaña en su contra, supuestamente orquestada desde partidos políticos y gremios. Nada de esto es real, y la gente lo sabe. Lo que estamos viviendo es una crisis profunda del modelo de gestión que tiene esta provincia, que no está dando respuestas a los problemas de la gente. Eso es lo que está generando inconvenientes graves en materia de salud, es lo que crea los problemas de educación, seguridad, la falta de oportunidades laborales, los problemas vinculados a la inflación y a que los salarios cada vez alcancen para menos cosas.”

Hallar sostuvo que Santa Cruz vive una crisis que es producto de este modelo que se aplica desde hace años, que concentra en el estado el cien por ciento de las actividades, sin generar empleos genuinos ni posibilidades laborales, ni seguridad, ni permitir el desarrollo de las comunidades.

El diálogo que falta
Para el legislador el gobierno debe serenarse, convocar a un dialogo genuino, sin provocaciones y sin violencia, para que todos puedan expresarse y construir la solución: “No ayudan las declaraciones de ministros y gobernantes que provocan, que invitan a la confrontación, que desmerecen a los trabajadores. Es obvio que los maestros y docentes no quieren, ni cortar rutas ni estar en un carpa, ni tienen ganas de ser golpeados; sino que están reclamando por un aumento salarial porque no les alcanza para poder llevar una vida digna.”

Hallar también manifestó que no es posible que la provincia este en conflicto permanente con los docentes: “Estamos hablando de los maestros de nuestros hijos. De los hombres y mujeres que hacen enormes esfuerzos todos los días para formar a los chicos. No son enemigos del gobierno, sino que son una parte vital de esta provincia. Son los encargados de generar más y mejor educación, para todos los ciudadanos de esta provincia. De ellos depende en gran medida el futuro de Santa Cruz, no podemos olvidarnos de eso. Por eso es necesario que el gobierno deje de lado las confrontaciones y las provocaciones y dialogue de manera clara. Para eso nosotros nos ofrecemos, desde la UCR, como partido político, para generar un espacio de dialogo, que no sólo incluya a los docentes, sino a todos los trabajadores de los distintos sectores. Proponemos una mesa multisectorial y multipartidaria, que incluya a todos los gremios y partidos políticos, para poder debatir y encontrar entre todos las soluciones que necesitamos. Nadie quiere más violencia, más confrontación, más declaraciones cruzadas, ni mucho menos tener que lamentar hechos como los ocurridos en 28 de noviembre. Tenemos que generar un espacio común para solucionar estos conflictos, y por eso proponemos este espacio, nuevo y que incluye a todos los sectores, donde podamos discutir y ponernos de acuerdo entre todos. Debemos entender que la educación no es sólo responsabilidad de los docentes, que el petróleo no es de los empleados petroleros, que la construcción no es solo de interés de la UOCRA, ni  los fondos públicos sólo del gobierno de turno. Los problemas, las  soluciones, y  el futuro de Santa Cruz es de todos los Santacruceños, no sirven los iluminados ni los todopoderosos, sirve el debate, las ideas, las ilusiones, esperanzas y el trabajo;  sólo así tendremos el futuro que merecemos.”