Grasso, Cruces y Polke "tristes" por el municipio. Dijeron que el reclamo del SOEM "rozó lo delictivo"

 

El presidente del Honorable Concejo Deliberante Pablo Grasso, fue invitado por el presidente de la Cámara de Comercio Daniel Cruces y Guillermo Polke presidente de la Federación Económica de Santa Cruz a observar los daños que sufrió el palacio municipal. "Estos hechos de vandalismo que roza prácticamente lo delictivo", dijo Cruces.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

 

 

El edificio municipal, en la mañana de hoy fue alcanzado por el fuego y humo producto del quemado de cubiertas originado por integrantes del Sindicato de Obreros y Empleados municipales, por ello, “hemos llamado e invitado al concejal Grasso nos acompañe a ver como quedó nuestro patrimonio histórico, de hecho, nos causa una profunda tristeza ver este escenario dantesco” expreso Cruces.

“Circunstancialmente sea quién sea el que dirija la comuna, en este caso el intendente Raúl Cantín, como asociaciones nos preocupamos ante estos hechos de vandalismo que roza prácticamente lo delictivo, por eso, acompañamos al jefe comunal, haciéndole ver que la Cámara de Comercio y la Federación Económica de Santa Cruz estamos muy alarmados, puesto que los caminos tomados no son los correctos, son equivocados”, manifestó el presidente de la asociación comercial.

En otro sentido, Cruces dijo que reconocen absolutamente los requerimientos del mejoramiento salarial por parte del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM), “representados por su dirigente Pedro Mansilla, pero lo que objetamos es la metodología aplicada para ejercer sus derechos, -en este caso-, están destruyendo la casa que fuera de nuestros padres y de nuestros abuelos”.

El presidente de esta institución indicó que la situación actual trajo varios problemas, “entre otros, nosotros como vecinos no podemos abonar los impuestos, puesto que los empleados que trabajan en el edificio debieron ser evacuados por falta de garantías y seguridad para desarrollar sus labores habituales, por eso, acompañamos en un gesto no político, porque nuestra institución no es política, sino es solidaria desde el ángulo de la participación de este sector”.

En otro orden, Cruces agregó que “nadie, -pero nadie-, puede estar a favor del vandalismo que se convierte prácticamente en un acto de delincuencia, todos tenemos que estar a favor de que nuestra ciudad sea ordenada entre todos, por eso, le digo a Pedro Mansilla que estamos de acuerdo en sus requerimientos salariales, pero también le señalo que hay otras maneras de reclamar, en consecuencia, la sociedad riogalleguense lo está observando y ella será quién de alguna manera lo castigue por la forma en que está actuando”.

Finalmente, el representante comercial expresó : “Contra ellos no tengo absolutamente nada, es un sector que está luchando por sus derechos, nuestra institución manifiesta su acuerdo a que lo hagan, sin embargo, dejamos en claro que objetamos la metodología que llevan adelante, no se puede destruir el monumento histórico municipal, que por cierto, es de todo el pueblo”.