Grasso se suma y manifiesta:"hace falta política y gestión"

El concejal Pablo Grasso se refirió a la situación política que se está desarrollando en la provincia, subrayo que Santa Cruz está transitando por una meseta desértica y árida; “entiéndase que es por falta de política, la política de acciones concretas, la de trabajar, gestionar y administrar responsablemente, la política que sirve para potenciar, incluir y honrar a una provincia, a un pueblo, a una comunidad”.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

La realidad de hoy es deplorable, este bendito territorio hace agua por todos lados, esta a la deriva, “por suerte, los intendentes que si están comprometidos con su sociedad, gestionan de manera individual por su comunidad, buscan los recursos ante Nación y logran aisladamente beneficios para su pueblo”, enfatizó el edil.

“Estas gestiones las debería estar haciendo el gobernador, él debería estar al frente de su comunidad, organizando, planificando y desarrollando tareas vinculadas a las áreas de su competencia, debería estar trabajando incansablemente por el pueblo que lo votó, debería generar obra pública, lograr inclusión y equidad, desarrollo, seguridad, educación, salud, justicia, bienestar y tranquilidad en su sociedad, hoy, Santa Cruz carece de estas oportunidades”, fustigó Grasso.

El legislador municipal aseveró que en contraposición con lo que sucede acá, “desde Nación se gestiona y administra de manera responsable y equitativa, y como ejemplo cercano, puedo decir que Santa Cruz una ves más se beneficia, en este caso, a través del Programa de Crédito Argentino del Bicentenario PRO.CRE.AR, quién permitirá que en Río Gallegos se construyan 554 casas. La construcción de estas viviendas, genera más puestos de trabajo y reactivación del mercado de la construcción, por supuesto, traerá un importante impacto económico, pero también social, ya que permitirá que 554 familias tengan su hogar, pero no es lo único, existen muchas más bondades y beneficios que desde el Estado Nacional envían a estas tierras”, resaltó Grasso.

En otro orden, Grasso destacó de manera metafórica, que el timón de esta provincia la tiene el primer mandatario, “pero no de ahora, sino desde 2007, durante este largo periodo tuvo ciento de oportunidades para gestionar, administrar y potenciar su gobierno, -y destacó- pero tristemente las dejo pasar, hoy, debería dejar de peregrinar, debería convocar a todo el sector político para promover una discusión madura, amplia, fructífera y lograr resultados por sobre cualquier posicionamiento sectorial”.

Finalmente, el concejal aseguró que esta provincia necesita de hombres y mujeres comprometidos con su sociedad, pero principalmente es el gobierno, quién “debería asumir un pensamiento y acción impregnado en la justicia social. Estamos ante la posibilidad única e irrepetible de consolidar el futuro de generaciones de santacruceños, es el momento de perseverar en la unidad y solidaridad; no perdamos más tiempo, de manera urgente e implacable debemos pulverizar definitivamente la crisis que embarga a nuestra Santa Cruz”, concluyó.