Hay que hacerse cargo

La caótica situación económico-financiera de la provincia y las consecuencias  que traerá aparejada para los trabajadores públicos de la provincia de Santa Cruz no ha sido aun dimensionada por el Gobierno que busca culpables y pide “comprensión”. 
lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00
Nuevo Día, había advertido en varias notas lo que se venía, pero el gobierno de  la mano de Peralta  quien sigue derrochando e, inundando medios con la millonaria pauta publicitaria que financia con  regalías petroleras  le echa la culpa al otro. Mira para el costado no se hace cargo. El derroche y mala administración  de los dineros públicos de la provincia estalló como un petardo en la cara de los funcionarios  que de un día a otro “se dieron cuenta” de la grave situación económico-financiera por la que atraviesa la provincia. 
Mensajes vacíos 
En tanto el gobierno manda mensajes a través de la los medios que tiene cooptados.. La especulación llevada a un extremo se vuelve irracional. Hay momentos en que es más sano, simple y redituable hacer lo que hay que hacer sin mirar los costos, hacerse cago del dislate  que en cuatro años llevó a Santa Cruz de ser una provincia “previsible “ a una  provincia que tiene los números de la economía de color rojo subido.
Pero nada de eso ha ocurrido, todos los gestos muestran a un gobierno cada vez más preocupado por aumentar su eficiencia en el apriete y el espionaje sobre políticos, gremios  y periodistas, que en tratar de salir del pozo en el que el mismo se enterró. El gobernador pide solidaridad y comprensión pero está a kilómetros de mostrar una gestión solidaria y comprensiva. 
Se sigue caminando por el sendero de la idiotez, negando la realidad, buscando a supuestos grupos desestabilizadores  que "atentan" contra al gobierno provincial.
Sin memoria 
No aprendieron nada de 2007. Cuatro años después vemos a los mismos “estrategas” caer en las recetas inservibles: negar la realidad, gastar millones en pautas, redoblar la censura y aguantar “hasta que pase”. Total, la gente es idiota y se olvida de todo. Todo pasa.
Se olvida el gobernador que llegó a ese cargo a “caballo” de un conflicto que en 2007 amenazó con perder íntegro el año escolar y dejó como secuelas la huida del entonces gobernador, Carlos Sancho, tras una brutal represión a los trabajadores municipales un 9 de mayo. 
Se olvida el Gobernador del llamado a paritarias que él mismo realizó y que contaba con más adhesiones que detractores. 
Obra imposible 
Ahora, a caballo del discurso de la falta de dinero en la provincia, Peralta se suma al guión oficial y trata de ejecutar la obra imposible: que la bronca de los trabajadores ante las extremas medidas que pretende tomar pase como una tormenta de verano y que todo siga igual.
Claro que este viaje al delirio político deberá ser tan exitoso que logre al mismo tiempo eludir a los docentes, empleados públicos, jubilados, municipales  y a los recientemente intervenidos petroleros. 
¿Cuánto tiempo más podrá Daniel Peralta sostener este doble rol con mensajes a diestra y siniestra sin rumbo fijo y con una gobernabilidad  en llamas? 
Peralta si calla otorga, pero si habla como lo hizo ayer en la asunción de sus “nuevos” Ministros lo único que logra es hacer exacerbar a toda la gente que lo eligió .(El Díario Nuevo Día )