“Hay que dejar las provocaciones, los discursos y las solicitadas y sentarse en una mesa para dialogar”

El diputado nacional de la UCR, Eduardo Costa sostuvo que el conflicto docente afecta a toda la comunidad. Recordó que el Obispo propuso un acercamiento entre gobierno y gremio, pero que no fue aceptado por el Estado. Se reunió con Monseñor, Juan Carlos Romanín.

"DSC04447"

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

El diputado Nacional de la UCR,  Eduardo Costa, mantuvo un encuentro con el Obispo Juan Carlos Romanín. Durante la charla abordaron temas vinculados a la realidad de la provincia, al conflicto docente que lleva más de 48 días sin clases y al desarrollo de las distintas localidades.
Luego de reunirse con el Obispo,  Costa dijo que es necesario terminar con las confrontaciones y dialogar para solucionar el conflicto docente. Responsabilizó al gobierno por la falta de entendimiento, y pidió abandonar las posiciones extremas para poder construir juntos las soluciones que hoy necesita la provincia.
Costa además  resalto que el principal responsable de la situación en la que se encuentra hoy la provincia es el gobierno, que es quien debe garantizar la educación la salud y la seguridad y que debe evitar la provocación y la confrontación para poder generar un marco propicio para el entendimiento.
“Es imperante que el gobierno convoque a un dialogo, en el lugar que sea, para poder comenzar a acordar cuestiones comunes y buscar entre todos la solución a este conflicto que hoy afecta no sólo a los docentes sino a toda la comunidad. Hay que dejar las provocaciones, los discursos y las solicitadas y sentarse en una mesa para dialogar. Eso es lo que propuso el Obispo, y no fue aceptado por el gobierno, y es lo que propusimos desde la Legislatura y tampoco fue aceptado; pero creo es el único camino, y por eso volvemos a insistir en que la única respuesta a este tema va a encontrarse por el camino del dialogo.”
Consultado respecto a las recientes declaraciones del gobernador,  Costa remarcó que no comparte la sombría visión que está mostrando sobre el futuro de la provincia: “Santa Cruz tiene un futuro prospero y luminioso, tenemos recursos naturales y humanos para ser una provincia modelo, con trabajo para todos, con educación, desarrollo, salud, viviendas y mucho progreso. El futuro es nuestro. Sólo tenemos que trabajar para forjarlo, porque el sueño de los pioneros es posible. Es posible una provincia con esperanza, con desarrollo y crecimiento. Sólo depende de nosotros. Tenemos que trabajar juntos para poder lograrla”, culminó. (El Diario Nuevo Día).