“ No hay lugar para los violentos en Santa Cruz”

 
El lDiputado Omar Hallar del Bloque de la Unión Cívica Radical pidió el compromiso de todos para terminar la escalada de violencia, pero remarco que hacen falta acciones concretas desde el gobierno. También lamento que los diputados del Frente para la Victoria no se comprometieran con un repudio genuino. 
 

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00


El presidente del bloque de la UCR, arquitecto Omar Hallar dijo que en Santa Cruz está en peligro la democracia porque el gobierno provincial parece haber cedido el poder de controlar las calles a un grupo que actúa con violencia contra el pueblo, intentando domesticar sus ideas y acallar sus reclamos: “Quieren imponer el miedo y ante la falta de respuestas, eligen el camino de la agresión. Pero el pueblo les está diciendo basta.”
 
Para el legislador resulta incomprensible la actitud de los legisladores provinciales, que no quisieron comprometerse, ni nombrar a la UOCRA en la resolución de repudio a los hechos ocurridos en 28 de Noviembre, y finalmente terminaron sancionando una “resolución ligth.”
Hallar remarcó que en la legislatura nacional, los diputados del Frente Para la Victoria tuvieron una actitud mucho más digna y comprometida, aceptando los hechos ocurridos y condenándolos de manera tajante.
“En Santa Cruz los legisladores no quisieron nombrar a la UOCRA, y pidieron moderar el texto del repudio, dejando sin tratamiento los proyectos presentados desde nuestro bloque para hacer lugar a un texto sin comprometerse, que claramente resulto insuficiente ante la magnitud y gravedad de los hechos ocurridos. En cambio a nivel nacional el Bloque del FVS en Cámara de Diputados sancionó una resolución presentada por Eduardo Costa en la que no solo se repudian los hechos, sino que se le pide al gobierno que tome todas las medidas necesarias para esclarecer los mismos. Incluso el diputado oficialista Edgardo De Petris nombro claramente a los miembros de la UOCRA y al máximo responsable del gremio en Santa Cruz y acompaño el pedido para que fuera separado del cargo”, remarcó Hallar.
 
Para el legislador la violencia demostrada en 28 de Noviembre por este grupo que responden a la U.O.C.R.A. representa un claro atropello y avasallamiento sobre los derechos humanos.
Hallar también manifestó que no se trata de un hecho aislado, sino que está en el marco de acción de un grupo que desde hace un tiempo había tomado por la fuerza las calles y había decidido defender al gobierno provincial por medio de la fuerza.
Indicó además que semanas antes de estos hechos se produjeron una serie de declaraciones de las máximas autoridades del gobierno provincial que parecen haber generado y preanunciado estos hechos.

El diputado provincial recordó que, luego de las agresiones que sufriera él en persona por parte de este mismo grupo relacionado a la UOCRA a mediados del año pasado, mantuvo una reunión con el ministro Pablo Gonzales, de la que participo Héctor Roquel, Presidente de la UCR.

En ese momento los radicales propusieron generar un encuentro entre todos los partidos políticos para repudiar los hechos y firmar un compromiso para garantizar un marco de paz, democracia y respeto a las normas de cara a las próximas elecciones. El resultado de la reunión fue el compromiso asumido desde el Gobierno Provincial de generar dicho encuentro y una reunión con el Gobernador Peralta para que en persona dialogara con Hallar para expresarle su solidaridad. Pero ninguna de las dos cosas se concretaron, y el gobernador de la provincia nunca repudio el accionar violento de la UOCRA; cuestión que se repetiría dos veces más cuando miembros referenciados con ese gremio atacaron primero a empleados de comercio, sindicalistas y periodistas a mediados de septiembre y  luego a trabajadores y docentes frente a la legislatura provincial en diciembre.

“Si alguna vez el Gobernador pensó que estos grupos le servirían para hacer política, creo que se está dando cuenta  del error”, sostuvo Hallar al tiempo que agregó: “Para terminar esta escalada de violencia necesitamos el compromiso de todos. Pero no sólo un compromiso discursivo sino un compromiso real, que implique el respeto a los pensamientos divergentes y las ideas de todos y que incluya un genuino compromiso democrático.”

Finalmente el arquitecto Hallar volvió a insistir en la posibilidad de realizar un encuentro entre todas las fuerzas políticas provinciales para firmar un documento de cara a las próximas elecciones en el que se dejen sentadas las bases para la convivencia armónica y pacífica.