La mesa que le quedó muy grande a Cantín

 

Nadie sabe con certeza cuando se inventó la mesa. Pero si se sabe que es tan vieja como la historia del hombre,  desde hace por lo menos 30 siglos atrás.

Es importante sentarse frente a frente en una mesa cuando son dos las personas que deben debatir, discutir o solo sentarse.

De allí la importancia del lugar que uno ocupa cuando la mesa es amplia, y los comensales son más de una decena.

En la “cosa nostra” o mafia italiana, el “Don” o Jefe de la Familia, ocupaba la cabecera de la mesa, y luego los lugares se distribuían de acuerdo ala importancia en la organización. Por ejemplo el Sottocapo (subjefe, hace de Don en caso de que esté incapacitado) se sentaba a la derecha.

Distintos fue el caso de los Caballeros d ela Mesa Redonda del Rey Arturo, en donde todos ocupaban la misma importancia  en cuento a poder y decisiones.

Hace unas semana tras, la reunión entre el ministro de Planificación, Julio De Vido,  Intendentes y diputados del PJ de Santa Cruz, exhibió sin querer, la importancia que tiene y tuvo   el Intendente de la capital de la presidenta, Raúl Cantín,  cuando se reúne con integrantes de la mesa chica del gobierno nacional.

Cantín ocupó una silla alejada de De Vido. Tan alejada que casi no se lo puso divisar en las tres fotos que el departamento de prensa envió a los medios de comunicación.

Mauricio Gómez Bull, diputado de “La Cámpora”,  Teodoro Camino, y José Manuel Córdoba, intendentes  de Las Heras y Caleta Olivia, se sentaron casi enfrente al ministro, en donde la foto – si fuera vista por alguien externo al país- creería que se trató de una  reunión de gabinete  entre el gobernador y sus  funcionarios.

No fue sólo simbólico. El encuentro tuvo el objetivo de “reactivar la obra pública” en la provincia. Por eso los intendentes deberán llevar dentro de dos semanas, una carpeta con las  obras que deben realizarse con urgencia. Río Gallegos necesita- y de hecho fue utilizado en la campaña de los candidatos del PJ-   el traslado del Vaciadero municipal, y la obra de red pluviocloacal. Ambas demandarán más de 200 millones de pesos, los cuales supuestamente el eje  ante Nación provincia municipio iban  a garantizar su aporte.

Pero esto no estará incluido dentro de las obras para la capital.

Pero no es lo único. Que el mismo partido gobierne a nivel nacional tampoco permitió  la cesión de tierras al municipio, algo que evitaría la gran demanda habitacional existente en Río Gallegos, en un territorio que cuenta con la  menor densidad poblacional del país.

Al igual que la mesa, la política- que data desde los inicios  del hombre- parecen tener un factor en común: que posición y lugar se ocupa. (El Diario Nuevo Día-Con un círculo rojo marcamos donde estaba sentado el Intendente Raúl Cantín).

 

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00