Mestelán Insiste con la figura del Defensor de Niños y Jóvenes


Luego de perder estado parlamentario por falta de tratamiento, Gabriela Mestelán volvió a presentar el proyecto solicitando que se cree la figura del Defensor de Niños y Jóvenes de la Provincia, en el ámbito del Poder Legislativo Santacruceño, el cual ejercería sus funciones de forma autónoma, sin recibir instrucciones de otra autoridad.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00


El objetivo fundamental de esta institución es garantizar el cumplimiento efectivo de los derechos de la infancia y la juventud consagrados en la Convención Internacional de los Derechos del Niño, incorporada a nuestra Constitución Nacional en el Art. 75° inciso 22°, defendiendo dichos derechos tanto frente a los actos, hechos y omisiones de la administración pública provincial como a situaciones derivadas de entidades o personas de la sociedad civil.
Gabriela Mestelán expresó que “en nuestro tiempo existen muchas infancias y muchas adolescencias distintas. Diferencias que suelen ser imperceptibles a los ojos de los adultos que pretendemos explicar realidades nuevas a experiencias viejas. Infancias y adolescencias que existen en cada una de nuestras localidades: con familias tradicionales y con nuevas configuraciones familiares;  en las aulas de una escuela y en la temible escuela de la calle; practicando deportes y tomando en los baldíos; abrigada con gruesos polares y también al abrigo de tanto desamparo; accediendo a Internet, videojuegos, MP4 y existe sin posibilidad de distinguir números de letras en un papel. Existe jugando, existe trabajando y existe delinquiendo, existe con tantas oportunidades de futuro y existe sin oportunidades de  presente...” y agregó “es deber del Estado atender las realidades invisibles, respetando y haciendo respetar los derechos de todos los niños y jóvenes de la Provincia”.
Obligaciones del Defensor
La iniciativa, que había sido presentada en 2009, propone que el Defensor trabaje  para que los niños y jóvenes puedan ejercer plenamente sus derechos “garantizando que las demandas por vulneración de estos derechos sean investigadas correctamente, desarrollando mecanismos globales de procedimiento a fin de que dichas demandas estén disponibles en todos los servicios destinados a los jóvenes y niños”. De esta forma se posibilitará la sistematización de las consultas “a fin de mostrar las falencias en la legislación, las políticas públicas y la práctica de las mismas, y poder así proponer los cambios necesarios”.
Asimismo, el Defensor deberá “lograr que los niños y jóvenes sean escuchados en sus demandas y que las mismas sean tomadas en cuenta con seriedad, fomentando el respeto hacia las ideas y experiencias de los niños y jóvenes, para que éstos sean visualizados y tratados  por la sociedad como verdaderos  como sujetos  de derechos” así como “deberá garantizar la difusión de información sobre los derechos del niño y el joven y sobre cómo pueden hacerse efectivos”.
También, dentro de la normativa se le otorga la potestad de promover y/o apoyar una acción legal tanto colectiva como individual ante la violación de derechos.
En consonancia con el proyecto presentado, la Legisladora por Encuentro Ciudadano consideró que la sanción de la Ley de de Derechos de Infancia y Adolescencia “ha sido un paso importante que todavía no cumple con la protecciòn integral de niños , niñas y adolescentes,  por las falencias y deficiencias en su aplicación”.
Finalizando, Gabriela Mestelán destacó “como Provincia tenemos que asumir el desafío de hacer posible que los todos los niños tengan infancia, que todos los adolescentes tengan espacio en la sociedad y que todos los jóvenes tengan verdaderas oportunidades de crecimiento y desarrollo.”