Municipales y comuna acordaron aumento de 18% retroactivo a julio

Es el porcentaje aproximado que se acordó en la paritaria. El Ejecutivo municipal de Río Gallegos se comprometió a pasar 400 pesos al básico, lo que modificara los haberes de los empleados deponiendo de su categoría.  

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

Finalmente, el Ejecutivo y los representantes de los trabajadores municipales llegaron a un acuerdo esta tarde, cuando se volvieron a sentar a la mesa de negociación paritaria. En la reunión –que se realizó en el recinto de sesiones del Concejo Deliberante- se elevó al Ejecutivo la solicitud de los agentes comunales votada en la asamblea de esta mañana, donde –fundamentalmente-, se aceptó lo propuesto por la actual Gestión, aunque se solicitó incorporar –de manera retroactiva- al mes de julio. El planteo,  fue aceptado por los secretarios Francisco Negrete, de Hacienda y Luis Menéndez de Gobierno, lo que motivó el acuerdo alcanzado.

Tal como estaba previsto, se dio continuidad a la reunión de la paritaria municipal, que había pasado a un cuarto intermedio la semana pasada, a la guarda de la asamblea de trabajadores realizada esta mañana en sede del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales.

Vale recordar que la semana pasada, el Departamento Ejecutivo ofreció a los trabajadores un reordenamiento del recibo de sueldo, que consiste en “pasar” cuatrocientos pesos de la suma remunerativa bonificable al básico. Propuesta a implementar a partir del mes de agosto.

Esta alternativa fue analizada en asamblea de trabajadores de la Municipalidad de Río Gallegos, quienes la aceptaron, aunque con la petición que se incorpore julio; vale decir, que la medida sea retroactiva al séptimo mes del año. Planteo éste que expresó en la mesa de negociación Silvia D’Andrea, presidente de la paritaria. Fue allí cuando el contador Negrete, explicó la mecánica del reordenamiento del recibo de sueldo propuesto por el Departamento Ejecutivo, que contiene la retroactividad solicitada por el SOEM. Tras la exposición del secretario de Hacienda y algunas consultas que se efectuaron los actores, los representantes gremiales solicitaron un cuarto intermedio para volver al salón de sesiones del Concejo Deliberante y expresar que “aceptamos en un todo la propuesta”, tal lo manifestó D’Andrea.

Fue allí que finalizó el encuentro, tras el cual la presidente de la paritaria municipal expresó: “La verdad que el balance es más que positivo, sobre todo porque no estamos hablando de pauta salarial, sino de una restructuración de la arquitectura que tiene el recibo de los municipales; el cual ha llevado, sin duda, a tener beneficios que son propios de los movimientos que pueda ejercer el básico”.

La representante de los trabajadores precisó que modificar positivamente el básico significa impactar de manera directa “en la zona, antigüedad –que aumentará medio punto gracias al acuerdo alcanzado en la negociación- y otros ítems como riesgo, jerarquización y plus (para los que lo perciben)”.

Respecto de cómo se hará efectivo el pago de los $400 pesos que pasan de la suma fija remunerativa bonificable al básico, puntualizó que “se aceptó lo que solicitó la asamblea que fue incluir el mes de julio. Entonces, en el mes de agosto se percibirán 400 pesos que corresponden 200 al básico de ese mismo mes; en tanto otra cifra similar será por el retroactivo de julio. Y en septiembre sucederá algo similar. También se recibirán 400 pesos, discriminados 200 que corresponden a ese mismo mes que se incorporan al sueldo básico y otros 200 que completarán el retroactivo de julio. Y en los meses subsiguientes a partir de octubre, ya se incorporarán de manera definitiva los 400 pesos –que dejan de formar parte de la suma remunerativa bonificable para pasarla al básico.

Sobre porqué se aceptó hoy la propuesta directamente en la negociación, D’Andrea explicó que fue así porque contaban con el mandato de la asamblea, “que era lograr el retroactivo a julio”; aunque queda un ítem nuevo que agrega el Ejecutivo “que es liquidar por suplementaria esta retroactividad con un techo de $400”.

Para finalizar, D’Andrea aseguró que con esta negociación se logró “rediseñar la estructura del recibo de sueldo en beneficio del empleado, en donde encontramos eco del Ejecutivo”. (El Diario Nuevo Día).