Para diario La Nación, no se descarta una intervención federal o un juicio político a Peralta

El matutino nacional sostuvo que las supuesta tarea de espionaje por parte del gobierno de Daniel Peralta  hacia Cristina Fernández, es “de tal gravedad institucional” que no se  descarta que el gobierno nacional “evalúe una intervención federal en la provincia o un juicio político al gobernador”.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

“El Gobierno investiga si Peralta mandó a espiar a la Presidenta en Santa Cruz”, es el titulo de la publicación  firmada por el periodista Mariano Obarrio que advierte lo que desde inicio de este año fue el principal rumor de la vida política de Santa Cruz:  un juicio político al gobernador, o una intervención federal.

“En lo que podría resultar un conflicto institucional de alcance nacional, el gobierno de Cristina Kirchner abrió una investigación por espionaje contra el gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, porque sospecha que le ordenó a la policía local hacer seguimientos de inteligencia, con personal vestido de civil, a la Presidenta durante el último fin de semana en que estuvo en la provincia”, destaca la nota.

"El mismo Peralta está en la mira de la investigación por espionaje, que causa mucha preocupación al Gobierno", confió ayer a LA NACION una fuente allegada a la jefa del Estado. La pesquisa está a cargo del jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, y de la Secretaría de Inteligencia, que conduce Héctor Icazuriaga.

Incluso destaca que en Balcarce 50 “sospechan que Peralta monitoreó con sus agentes de inteligencia policial las actividades y las reuniones de la jefa del Estado en Río Gallegos y en El Calafate” y precisa: “El caso es de tal gravedad institucional que nadie descarta que el Gobierno evalúe una intervención federal en la provincia o un juicio político al gobernador”.

Luego informa lo acontecido ayer cuando el propio subsecretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni trato de “falaz” las declaraciones de la ministra de gobierno, Paola Knoop, quien sostuvo que se había comunicado con Berni para coordinar la custodia conjunta a la Presidenta, entre fuerzas nacionales y provinciales.

“Se informa que fue esta secretaría (la de Berni) la que intimó a dicho ministerio de abstenerse de monitorear los movimientos de la primera mandataria, mientras la misma se encuentre en dicha provincia realizando actividades privadas", contestó Berni. (Foto: Horacio Córdoba para La Nación-El Diario Nuevo Día)