Para González, “la única salida a todo esto es acatar las leyes”


El jefe de Gabinete de Ministros descartó hoy por la mañana una convocatoria al gremio por fuera de la conciliación obligatoria y dijo que espera que ADOSAC la acepte cuando la semana que viene salga el fallo de la Cámara de Apelaciones.
Gonzalez22

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

El conflicto docente continúa su marcha y se extenderá en el tiempo mientras una de las partes no ceda en su postura, por lo que la situación es complicada.
Quien se refirió al conflicto en la mañana de hoy fue el jefe de Gabinete de Ministros, Pablo González, quien dialogó con el programa “Turbio y claro”, que se emite por FM Tiempo de Río Turbio, asegurando que hay “medidas que complican la situación, amén de lo grave que estar en la situación que estamos en función que no hay un acatamiento de las leyes.”
Según el funcionario, se pide una mesa de diálogo sin acatar la conciliación obligatoria, cuando además hay otro fallo, que es judicial, que intima a ADOSAC y AMET para acatarlo.
“No se acata porque se pretende seguir con esta presión de rutas cortadas, yacimientos tomados y edificios públicos tomados pacíficamente, aunque no sé cuál es el concepto de tomar pacíficamente un edificio. Que quede claro que eso no es una huelga”, indicó.
Consultado sobre la solución para este conflicto donde legalmente no se avanza, sostuvo que la única salida a todo esto es acatar las leyes”, adelantando que esperarán el avance legal para la próxima semana, cuando se conocerá el fallo de la Cámara de Apelaciones.

Complicados
A la hora de hablar de la difícil situación económica por la que pasa la provincia, expresó: “Esto no es ninguna novedad, porque en abril tuvimos un paro petrolero que duró todo el mes en función de una interna del Sindicato de Petroleros Privados que determinó la intervención del Ministerio de Trabajo de la Nación, el sindicato de Santa Cruz y también la Federación de Petroleros.”
Dijo que, con posterioridad a eso, se designó un interventor, pero la realidad es que la producción no ha sido normalizada, porque cuando termina ese paro comienza el bloqueo a los yacimientos y Las Heras Tres, lo que impide a los petroleros trabajar, por lo que se estima una pérdida de unos 30 millones de dólares. Luego agregó que, sobre 100 millones que deberían haber ingresado en mayo, sólo se recibieron 30.
“Esta es una dificultad más que estamos teniendo y son daños colaterales de este conflicto. El derecho de huelga no es tomar yacimientos, cortar ruta e impedir que la provincia tenga normalidad en sus ingresos, porque lo que la provincia no está recibiendo perjudican no sólo el pago de aguinaldo, sino el normal desenvolvimiento”, afirmó.
Contó que están buscando mecanismos para poder hacerlo, pero no es tan fácil: “En primer lugar, el Estado nacional  también perdió 200 millones por esto y a eso se suma el desabastecimiento de combustible que hemos tenido en la zona norte de la provincia y la falta de ingreso de crudo a las refinerías, genera menor producción.” (El Diario Nuevo Día –audio FM Tiempo de Río Turbio)