Peralta ganó, pero resultó el K menos votado

Veinticuatro horas después de las elecciones, los números en Santa Cruz demostraron la sangría que dejó la interna pingüina del kirchnerismo. El gobernador, Daniel Peralta, logró el principal objetivo, pero deberá pelear en los próximos meses contra los peores enemigos: los que están en su propio partido.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

 

Cristina Kirchner consiguió en su terruño una victoria histórica: el 74,76% de los votos. Pese a esa tracción, Peralta le ganó al diputado nacional Eduardo Costa (UCR), por escasos seis puntos (51,34% a 45,67%) , lo que constituyó, por ese margen, la peor elección a Gobernador del Frente para la Victoria Santacruceño, desde 1991. Lo salvó Cristina.
De acuerdo a los números oficiales del escrutinio provisorio, en Santa Cruz, la Presidenta obtuvo 104.867 votos sobre un total de 140.000 afirmativos. En cambio, el mandatario provincial consiguió 70.907 sufragios, lo que significa un inusual corte de boleta del 24% en la categoría a gobernador.

Out en el norte

Peralta perdió en las principales ciudades de la zona norte, una región afectada por la crisis social, económica y política pese a sus recursos naturales . Caleta Olivia, la segunda ciudad por su población, le dio la espalda a Peralta, y el kirchnerismo sólo pudo ganar la intendencia gracias a la Ley de Lemas.
El gobernador intentó seducir a esa ciudad poniendo como candidato como vicegobernador al actual intendente, Fernando Cotillo . Si bien fueron juntos, la relación entre ambos no es buena. Cotillo mantiene una gran relación con La Cámpora y el Kirchnerismo de paladar negro, mientras que Peralta proviene de un pasado de la ortodoxia peronista, algo que muchos dirigentes no le perdonan.
Ayer, Río Gallegos vivió un feriado: hubo asueto en la administración pública y los colegios suspendieron las clases. En las mesas políticas ya se habla del futuro del Ejecutivo provincial. “ Ishii pidió salir a cazar traidores cuando Néstor perdió en el 2009 en Buenos Aires. Acá nosotros ganamos pero los traidores están ”, sostuvo a este diario uno de los candidatos del Frente para la Victoria.

Unidad

En la madrugada del lunes, Peralta convocó a la unidad del peronismo y habló de “gobernar para todos”. La pelea por los cambios en el gabinete ya empezó, desde casa de Gobierno confirman que la elección de Peralta lo pone contra las cuerdas y que lo obligará a ceder puestos clave a otras líneas del kirchnerismo, entre ellas, La Cámpora. Enfrentado con Rudy Ulloa y con una relación pendular con el empresario Lázaro Báez, Peralta no tiene margen de acción.
El domingo, Cristina se reunió con el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini y el ministro de Planificación, Julio De Vido, pidió detalles de la interna y bajó línea para evitar fugas. Peralta tiene una ventaja, la constitución provincial no incluye elecciones legislativas de medio término. Con la mayoría absoluta de la Cámara a su favor, al gobernador le quedará una estrategia para los próximos meses: ceder y abrir el juego. Fuente: Clarin.com