Policias piden $ 26 de valor punto y dialogar con Peralta

Mediante un comunicado de Prensa que enviaron a la redacción de Nuevo Día los trabajadores  policiales piden que el Gobernador, Peralta  sea el interlocutor en la negociación teniendo en cuenta que tanto Hasan como Knoop han obstaculizado las posibilidades de una rápida solución del presente conflicto. Piden que se incremente  el valor punto a 26 pesos.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

Mediante un comunicado los trabajadores policiales dieron a conocer su posición respecto al estado del conflicto.

Se lleva a conocimiento general de la población santacruceña, a los actores políticos y demás sectores sociales de nuestra provincia que no constituye una postura caprichosa la esbozada por los trabajadores policiales en el desarrollo de este conflicto.

En ningún momento pretendimos ingresar en una puja, no ha sido ni constituye un interés de nuestra parte participar en una subasta.

Desde nuestra humilde posición hemos peticionado la suma de 29 pesos valor punto de modo tal que nuestros agentes puedan percibir una suma superior a los 9000 pesos por mes.

Teniendo en cuenta el análisis efectuado de  la canasta básica de las distintas zonas de la provincia,  las precarias condiciones materiales y simbólicas de la actividad policial y el presente proceso inflacionario.  Destacando que nuestra profesión a diferencia de de las otras incluye la posibilidad cierta de perder la vida, y ostenta estresares  propios de la actividad policial.

Sin modificaciones

Nuestro petitorio ab initio nunca se ha modificado, que hemos evaluado seriamente todas las propuestas que han dimanado de los actores gubernamentales, quienes hasta el momento se han comportado irracionalmente, ofreciendo sumas que se encuentran muy lejos de nuestras demandas.

Difiriendo a futuro los aumentos, induciendo a error tras las ultimas declaraciones. Recurriendo en consecuencia a antiguas estrategias de presiones, mediante la amenaza de la imposición de castigos extraídos de una vetusta reglamentación.

El discurso de los actores gubernamentales aparece tendencioso y no hace mas que promover la escalada del conflicto al confrontarnos con el resto de los sectores gremiales y la sociedad toda.

En este ultimo aspecto cabe indicar que no se esta privando, al menos de nuestra parte, a que la sociedad acceda al derecho a la seguridad. Pues es el propio desgobierno político de la seguridad publica imperante el que frustra la posibilidad de que la sociedad acceda al mas absoluto de los derechos … “el derecho a la seguridad”

Cambios de fondo

Nuestro petitorio claramente no solo exige una mejora salarial, sino que a su vez demanda un cambio de paradigma, una nueva forma de ofrecer el servicio securitario publico ajustado al derecho internacional humanitario, a la Constitución Nacional, provincial y al orden democrático de gobierno.

Escalonamiento

Como gesto de la nobleza de este movimiento, que dista mucho de las antiguas practicas denominadas “acuartelamiento” estamos dispuestos a escalonar este reclamo con una base de 26 pesos valor punto relegando y difiriendo a futuro los anhelados tres puntos restantes.

Que no se trataba de un capricho, este nuevo diseño apunta a solucionar el eterno divorcio con la sociedad, a abandonar este modelo autoritario propio de la doctrina de la seguridad nacional y la dictadura militar.

A ultranza defendido no solo por el actor gubernamental sino también por el Jefe de Policía y su recalcitrante estado castrense (plana mayor). no obstante comprendemos tal actitud, propia de la natural resistencia al cambio.

Piden por Peralta

Por lo expuesto y en pos de evitar la escalada de este conflicto, se solicita respetuosamente al  gobernador de la provincia que tenga a bien suprimir a los intermediarios y que por la entidad de nuestro reclamo tome definitivamente las riendas del suceso. Atendiendo personalmente nuestras demandas, por entender que tanto el jefe de policía, su estado castrense ( plana mayor ), como el ex secretario de seguridad y la ministro de gobierno solo han obstaculizado las posibilidades de una rápida solución del presente conflicto, que no solo presenta una etiología salarial sino que implica la necesidad de un cambio de paradigma en materia de seguridad publica. (El Diario Nuevo Día)