“Quieren resolver a balazos lo que no pueden resolver en las urnas”

Hallar repudio la violencia política y pidió justicia.  También llamo al Gobernador a expresarse en contra de estos hechos y a comprometerse con la democracia.  Dijo que el pueblo está a punto de producir un cambio histórico en Santa Cruz y en Caleta Olivia.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

 

El presidente del bloque de la UCR En la legislatura provincial repudio los hechos de violencia política ocurridos en las últimas horas y reclamo a las autoridades que garanticen la seguridad de los comicios y los votantes.

“Es inaceptable que en Santa Cruz se dispare contra la casa de un dirigente político como Facundo Prades, y se intente callar sus ideas y propuestas. Estas cosas tienen que ser repudiadas por todos.”

El arquitecto remarcó que en un sistema democrático es prioritario que todos puedan expresarse, difundir sus ideas y pensamientos, y tengan la libertad para elegir y ser elegidos. “No pueden tolerarse hechos de violencia como lo ocurrido en Caleta Olivia, que nos marcan que estamos entrando en un espiral muy pero muy peligroso.”

Hallar recordó la violencia ejercida por grupos vinculados a la UOCRA y al gobierno de Peralta como antecedente de estos hechos y dijo: “Lamentablemente esto no es una cuestión nueva o desconocida para nosotros, sino que es un hecho reiterado. Durante toda la campaña bandas que responden al FVS destruyeron carteleria de otras fuerzas políticas e intentaron limitar la llegada de un mensaje distinto a los santacruceños. Pero el pueblo conoce la realidad y el domingo va a elegir con libertad.”

El diputado provincial remarcó que algunos sectores quieren detener el cambio en Santa Cruz, y recurren a la violencia porque no pueden convencer a los vecinos: “Quiere resolver a balazos lo que no pueden resolver en las urnas. El pueblo está a punto de producir un cambio histórico en Santa Cruz y en Caleta Olivia, porque durante años los gobiernos no dieron respuestas a los problemas de la gente.  Santa Cruz está cansado de mentiras, violencia, conflictos y desocupación. Es tiempo de construir con trabajo y esperanza una provincia distinta, que nos incluya a todos.”