"Quizás mi gobierno debió propiciar un espacio más flexible para seguir negociando"

Así lo manifestó el diputado por el pueblo de Caleta Olivia, Eugenio Quiroga, en una  carta abierta dirigida a los docentes de Santa Cruz. Dijo que ya no hay tiempo para lamentarse por la decisión de los docentes de no acatar la conciliación y pidió una mesa de diálogo con urgencia.
"quiroga"

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

En el comienzo de otra semana que parece será larga en el conflicto docente, el diputado por el pueblo de Caleta Olivia, Eugenio Quiroga, emitió una carta abierta a los docentes de Santa Cruz que publicamos a continuación:
 
“Ante las serias dificultades para llegar a un acuerdo que pueda finalizar el conflicto y permita el reinicio de las clases, y viendo además, que la profundización de la medida de fuerza ha generado la división de la sociedad, con durísimas consecuencias para todos, me siento en la obligación de hacerles un nuevo llamado.
Desde el inicio de mi gestión, puse mis mayores esfuerzos en la cuestión educativa y, en lugar de atravesar esta realidad, me gustaría estar hoy planteando todo lo que hemos avanzado de cara a la reforma educativa y cómo seguimos pensando en ese horizonte para una Santa Cruz más inclusiva y justa.
Con mucha tristeza veo cómo se fueron radicalizando los reclamos del sector, pero también sé que ya llegará el momento de hacer autocriticas: ustedes desde su lugar y el gobierno, al cual pertenezco, desde el suyo.
No dejo de pensar por qué el diálogo no fue posible y si esto no es, en definitiva, una pulseada política y egoísta. De cualquier manera, sigo convencido que la única salida es encontrar un punto medio y seguir negociando.
El pueblo de Santa Cruz no eligió ni quiere esta pelea. Estamos viviendo momentos de suma tensión, enfrentando al vecino común a cortes de ruta, bloqueos, mientras el gobierno cuantificando perdidas, perdidas con las que no sabe si podrá hacer frente a los sueldos, momentos de desgaste que también los toca a ustedes.
No voy a ser necio, quizás mi gobierno debió propiciar un espacio más flexible para seguir negociando, y quizás ustedes también pudieron haber tomado una actitud mas conciliadora. Pero se que hoy echar culpas no aporta nada, y probablemente lo mejor sea barajar y dar de nuevo, pero con la premisa de hacer prevalecer el bien común.
Los quiero llamar nuevamente al dialogo, porque se que sin ustedes y su esfuerzo, no vamos a construir un mejor futuro. Porque hoy pensar en una provincia desarrollada, que apunte a un modelo de crecimiento económico y que brinde mejores oportunidades depende fundamentalmente de la educación.
Hubiese preferido que acataran la conciliación obligatoria, pero ahora ya ni siquiera podemos perder tiempo en lamentarnos. Vayamos urgente a una mesa de discusión, en el escenario que corresponda, cada uno cumpliendo con profesionalismo su rol y dejemos al resto de la población en paz y armonía. Los chicos en las aulas y sus padres ocupados en hacerlos personas de bien.
Reabran los colegios, permitan que el docente que no quiere hacer paro trabaje, valoremos el derecho de los demás, respetemos al otro. Ya es hora de lograr un pacto con la sociedad: dejen a sus dirigentes entablar una discusión franca y sigan ustedes formando a esta nueva generación. No les cortemos a nuestros chicos la posibilidad de desarrollarse.
Porque confío en que el sentido común va a prevalecer, porque me siento en la responsabilidad política de decir lo que pienso, aunque no estén todos de acuerdo y porque también soy un papá, hago conocer esta carta con el mayor de los respetos, poniéndome a disposición para ser un nexo que permita restablecer el diálogo perdido.