Ríete de Macri, Cotillo acusado de espionaje

La denuncia por el momento es, además de patética, mediática y fue realizada nada más y nada menos que por el archi enemigo político del actual vicegobernador, el intendente José Manuel Córdoba.
lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00
El intendente, que durante las últimas semanas arremete con todo contra el vicegobernador, habría dicho que tiene en su poder una factura por 50 mil dólares que confirman la compra de un equipamiento tecnológico que permite la realización de escuchas telefónicas.
Si bien las aseveraciones del intendente fueron solo mediáticas y según fuentes consultadas por Nuevo Día, no existe aun radicación judicial alguna al respecto, debería esperarse que la Justicia actúe de oficio ante tamaña aseveración.
Vale mencionar que se trata de equipamiento ilegal, ya que solo en casos con características extremadamente particulares la Justicia es la que determina su autorización mediante orden judicial.
Es precisamente esto lo que genera dudas, ya que al tratarse de una compra ilegal, resulta extraño que exista facturación.
Vale mencionar que una escucha telefónica o pinchazo telefónico es el monitoreo de una conversación telefónica por parte de una tercera persona, usualmente en forma encubierta. El término escucha se extiende a intercambio de información a través de redes informáticas.
Las escuchas telefónicas son estrictamente controladas en muchos países para salvaguardar la privacidad de los individuos. Sin embargo, en ciertas jurisdicciones, las cortes pueden aceptar como prueba conversaciones telefónicas ilegalmente grabadas sin el consentimiento de las partes. 
El antecedente mas fresco de una denuncia de este tipo, generó la escandalosa causa que hoy afronta el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, que está a un paso del juicio oral por la causa que se le sigue a ex funcionarios de su Gobierno acusados de espiar ilegalmente a través de escuchas telefónicas, luego de que el juez federal Norberto Oyarbide corriera vista a las partes para dar por “clausurada” la etapa de investigación. (El Diario Nuevo Día)