La ruptura y un Día "D"

 

La cuerda se tensó a tal punto que hoy antes del mediodía, lo que diga el gobernador Daniel Peralta, se convertirá en las palabras más importantes desde que retuvo la gobernación.

 

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

 

La cuerda se tensó a tal punto que hoy antes del mediodía, lo que diga el gobernador Daniel Peralta, se convertirá en las palabras más importantes desde que retuvo la gobernación.

Y las palabras sin querer hacen juego, porque se trata de esto: retener la gobernación.  Algo loco, increíble e inentendible para el mundo, pero no para el mundo K. Un mandatario que fue electo hace menos de 10 meses  se encuentra a la deriva por los intentos desestabilizadores del gobierno nacional  y sus filiales provinciales, que - irónicamente vale aclarar- están en el mismo partido del gobernador.

Dijimos que Peralta se victimiza, pero también aclaramos que es  una víctima que intentan posicionarlo dentro de una foto de ex gobernadores renunciados  que nunca encontraron estabilidad  luego de la salida de Néstor Kirchner de la provincia.

También dijimos que a pesar de ser una víctima, él es el responsable  principal de la situación de la provincia que se en el triste ranking  configura la peor de los últimos 10  años.

Pasó lo que nadie imaginaba que sucediera  tan rápido. El gobierno nacional acusó de espionaje al mandatario provincial, el gobierno provincial lo negó, y cuando parecía que todo iba a frenarse,  Nación metió nuevamente su nariz a través  de un comunicado del ministerio de Seguridad de la Nación. De “yapa” y  con la ayuda de sus medios K, atacó a un sitio digital de Santa Cruz con un absurdo argumento y con detalles del pasado. (Ese ataque en nada ayuda  a la interna del FVS, por eso ni nos ocupamos de abordarlo en la web, más allá de que llamativamente si lo hicieron otros diarios digitales muchos menos críticos).

El gobernador debe meditar y analizar no solo qué dirá, sino cómo lo dirá. Por unos minutos, mientras se desarrolle la conferencia de prensa cuyo tema principal era el pedido del crédito millonario,  la situación económica poco importará.

Es un día importante aunque muy pocos ciudadanos lo sepan. No lo es solo para el Partido Justicialista, lo es para todos los santacruceños  por más que esto suene como un barato cliché. Será para saber si una vez más, después del  Día D, otro gobernador electo en las urnas será renunciado por la simple razón de no caerle bien al Ejecutivo nacional. Es que la ruptura ya sucedió. (El Diario Nuevo Día).