Santa Cruz dividida

La imagen de muchos políticos no es bien reconocida en la ciudad de Río Gallegos, luego de los conflictos sindicales que dividieron en bandos irreconciliables a políticos, gremios, el Estado y la gente.
"adosac"

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

La serie de conflictos sindicales en Santa Cruz derivó en los últimos meses en hechos de violencia que despertaron fuertes preocupaciones en el Gobierno nacional, que considera que su imagen podría verse perjudicada antes de los comicios  que llegan  en octubre próximo.
Muchos pobladores de Río Gallegos, se mostraron conformes con la actual gestión presidencial. Pero otros manifestaron su enojo porque consideran que desde Casa Rosada se siguen controlando a su antojo los hilos del poder en Santa Cruz y no brinda soluciones a los reclamos salariales de los sindicatos.
Algunos datos oficiales ubican a Río Gallegos como la ciudad de menor desocupación del país, con un nivel por debajo del 2 por ciento.
Pese a que la protesta de los sindicatos de docentes y de empleados públicos de la provincia se redujo en las últimas semanas luego de conversaciones con las autoridades, el reclamo por mejoras salariales aún se mantiene.

Contexto

El mes pasado, Daniel Peralta, intentó destrabar el conflicto pero lo hizo a sabiendas que sus bravuconadas no caerían bien en el seno sindical y buscado estirar aún mas el conflicto hasta llevarlo a un callejón sin salida. Cosa que sucedió cando por cadena prov9incial declaró el aumento por decreto además de solicitarle a la justicia declarar ilegal  el pedido de los educadores de Santa Cruz.
Sin embargo, otros pobladores locales siguen confiando en Peralta y consideran que las protestas son malintencionadas.
El oficialismo aún no anunció cuál será la fórmula para los comicios provinciales ya que se ha confirmado solo a Peralta para la carrera de  octubre,
 "Peralta contaba con una imagen positiva altísima, aunque le bajó un poco en los últimos meses. Tiene  según indican fuentes del oficialismo una buena  intención de voto aunque aún no largó con la campaña debido al extenso conflicto que a todas luces no benefició al gobierno. (El Diario Nuevo Día)