Sexto año de una gestión desgastada

El gobernador de la provincia inicia su sexto periodo de mandato al frente del Gobierno de la provincia. En plena crisis política e institucional aquí un breve repaso por su gestión. 

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

Llegó de la mano del gran conflicto docente del 2007, ganó la elección en ese año por amplio margen y en el 2011 los santacruceños le volvieron a dar la derecha. Durante estos 5 años afrontó duros embates sociales, generó algunas leyes de importancia y en los últimos tiempos se enfrentó con referentes políticos de su propio partido. Asegura que lo quieren correr del cuadro, pero que la historia no se puede borrar.

Verborrágico como pocos, con un pasado sindical y varios cargos públicos en los gobiernos kirchneristas, Peralta llegó a la primera magistratura de la provincia, cuando Santa Cruz ardía en el 2007 debido a un conflicto docente que sacó mas de 5000 personas a la calle en reclamo de mejoras salariales. Néstor kirchner, jefe del modelo, lo eligió para apaciguar los ánimos luego de dos gobernadores fallidos.

El auge del kirchnerismo a nivel nacional,  contrastaba con los escándalos que tenían como broche varios manifestantes heridos, luego que el ministro de Gobierno Daniel Varizat los atropellara con su camioneta: Peralta llegaba prometiendo acomodar los recibos y los salarios docentes, lo que se concretaría a poco de asumir.

Su imagen se elevó rápidamente, su carisma junto a una fuerte campaña y las primeras soluciones que logró socializar hicieron que ganara la elección en el 2007, contra su principal adversario, el empresario Eduardo Costa, quien participaba por primera vez, y que paulatinamente se fuera convirtiendo en el líder de la oposición en la provincia.

En lo político institucional ha modificado sus gabinetes en varias ocasiones, tuvo 3 ministros de economía y modificó algunos ministerios como el desdoblamiento del Mas a Ministerio de Salud y de Desarrollo Social, además de elevar el rango de algunas subsecretarías y direcciones. La relación con el Gobierno Nacional fue siempre distante pero coherente con lo que se propagaba en la campaña, una férrea defensa a los principales logros del kirchnerismo que siempre acentuaba en sus discursos.

Sin embargo a partir del deceso de Néstor Kirchner, y como consecuencia del protagonismo que comenzaron a tener algunos referentes a nivel nacional, Peralta empezó a chocar y a cruzarse con las figuras mas representativas del Gobierno y el distanciamiento se acrecentó luego de los incidentes del 29 de diciembre, cuando la reforma jubilatoria era inminente pero todo terminó en un triste fin de año con mas de 11 heridos; esfumándose definitivamente  la unidad manifestada antes de las elecciones.

En términos generales Peralta debió afrontar fuertes conflictos y no solo desde el sector estatal, sino que vio afectados los ingresos provinciales por los prolongados paros petroleros, que afectaron la producción y jaquearon las arcas con pérdidas sin retorno. Los docentes también tuvieron fuerte protagonismo contra las políticas y la falta de actualización salarial, llegando a hacer piquetes en los ingresos a los yacimientos, en un intento por presionar al propio Ejecutivo.

El Gobernador, no obstante los fuertes cruces con los gremios mantuvo abiertas las paritarias y otorgó varios incrementos en lo que va de su gestión, aunque también elevó considerablemente la planta de empleados lo que le ha traído últimamente fuertes críticas, considerando que el esquema de la administración pública está saturado y que prueba de ello son los números rojos de la caja jubilatoria.

En obra pública el Gobernador siempre recibió un fuerte apoyo del Gobierno Nacional, tanto para el avance de los planes de viviendas como la construcción de escuelas, construcción de caminos, rutas y obras de infraestructura que se fueron construyendo a lo largo de estos años, además de los millones para la construcción de la Mega usina y el interconectado nacional a punto de concluirse.

 

El Gobernador asumió nuevamente luego de ganarle por escaso margen a Eduardo Costa en diciembre de 20011; pero apenas nueve días después los conflictos del 29 de diciembre quebraron las relaciones definitivamente con la agrupación La Campora y posteriormente con los referentes el gobierno nacional.

El primer año de esta gestión estuvo marcada por esa brecha política dentro del Frente para la Victoria que en algunas casos impactó directamente sobre el pago de sueldos de los empleados públicos. El Gobernador pedía herramientas financieras a los legisladores y estos respondían que lo que necesitaban era mas gestión y menos endeudamiento.

Durante su gestión se aprobaron importantes leyes como la Ley de Promoción Industrial para la radicación de empresas, la Ley provincial de Educación y el secundario obligatorio, la de Zonificación minera, que protege áreas naturales y turísticas de esta industria, además de la ley del marco regulatorio para las concesiones petroleras que permitieron negociar con las áreas con las petroleras en mejores condiciones que como se había hecho anteriormente.

El actual mandatario segura que es parte de este modelo, recordó en una de sus últimas conferencias que fue el propio líder del proyecto: Néstor Kirchner quien lo eligió para representar al Frenta para la Victoria en tiempos de crisis, y sostiene que hoy muchos lo quieren correr del cuadro, pero asegura que es imposible borrar la historia. Hoy Peralta está plantado contra muchos de los nuevo referentes kirchneristas, esa posición política la mantiene vigente y lo llevó a modificar su relación con los gremios, los cuales vienen soportando mas de 18 meses sin reivindicaciones salariales, y le piden comenzar el año con discusión.

Controvertido para muchos, y carismático  para otros tantos, el Gobernador sigue en la escena de una feroz interna y al frente del Gobierno de Sant Cruz, sus próximos desafíos tienen que ver con la posibilidad de encontrar fuentes de financiamiento genuinas para poder dar con el requerido aumento salarial;  y en lo político el próximo 31 de marzo enfrentar la interna partidaria que delineará las primarias y las legislativas de este año (Diario Nuevo Día)