Ni en tiempo, ni en forma

Por sexto mes consecutivo el gobierno de Santa Cruz no abonará los salarios a activos y pasivos de forma “normal”. Un escenario que se complica con la llegada del aguinaldo y deudas que el Estado acumula.   
lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00
Ni en tiempo, ni en forma. Desde que comenzó el 2012 el gobierno santacruceño no abonó el salario de forma “normal” a empleados públicos ni pasivos. 
La situación fue más grave el mes pasado, cuando se abonaron los haberes de forma escalonada, primero a los que percibían hasta 9.000 pesos en bruto, y una semana después a quienes cobraban 12.000. 
En palabra del gobernador, Daniel Peralta, la semana entrante, entre el lunes y martes, se daría a conocer el cronograma de pago.  Junio será un mes difícil.
El aguinaldo de  a pocos se asoma y saluda, pero la provincia parece que no quiere ni mirarlo. Todavía queda en el “debe” la totalidad de aguinaldos de diciembre del 2011, que se pagaron con un tope de 4.000 pesos.
Las deudas se suman, acumulan. Todo genera malestar. Un solo ejemplo alcanza: hace dos días, la Federación de Mutuales de Santa Cruz, advirtió que el Estado-que descontó de forma ilegal  pero no pagó a las entidades-  le adeuda 70 millones de pesos. No podrán continuar las prestaciones a sus 25 mil afiliados si no existe una “señal” del gobierno. 
Los tiempos se acortan. YPF todavía no aparece con los billetes en mano para salvar este panorama.   El escenario de este primer semestre logró que una palabra sea la más utilizada por dirigentes, santacruceños y referentes de toda índole: INCERTIDUMBRE, una sensación que a fin de mes, llega en tiempo y en forma. (El Diario Nuevo Día)