Télam habla de denuncia a periodistas, Clarín de citarlos para aportar información

 

El multimedio denunció por "incitación a la violencia y coacción agravada" a columnistas de medios además de  directores de diarios, ministros y diputados. A la vez pidió a la Corte que extienda la cautelar, que vence el 7 de diciembre. El grupo Clarín aclaró que solo se citó a los periodistas para aportar información y no por sus opiniones.

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

 

Télam informó que la acción penal fue interpuesta por los abogados del Grupo el jueves pasado, y a través de un escrito de 35 páginas acusa por el supuesto delito de incitar "a la violencia colectiva" contra sus directivos a funcionarios como el ministro de Justicia, Julio Alak; el secretario de Legal y Técnica de Presidencia, Carlos Zannini, y el titular de la AFSCA, Martín Sabbatella, a quien describen como el "recientemente nombrado para la ejecución de la Ley de Medios".

 

También, y en base a recortes tergiversados de declaraciones, en la cruzada de Clarín contra la plena aplicación de la Ley de Medios apuntó contra al jefe del bloque de legisladores porteños del FpV, Juan Cabandié, y contra el diputado nacional Edgardo Depetri, según publicó el diario Tiempo Argentino.La acusación incluye también a "los integrantes de las agrupaciones de La Cámpora, el Frente Transversal y el Movimiento Evita".

Como si fuera poco, la embestidaabarca además al periodista Roberto Caballero, director y fundador de Tiempo Argentino, y a sus colegas Sandra Russo y Javier Vicente. La presentación del abogado del Grupo Clarín José María Sáenz Valiente, "juntamente con sus letrados patrocinantes Hugo Wortman Jofré y Alejandro Pérez Chada", intenta instalar una vez más que el monopolio mediático es víctima de presiones al tener que adecuarse a lo que dicta la ley de Medios a partir del 7 de diciembre.

A Caballero, por caso, lo acusan de ser uno de los "instigadores y determinadores del delito de incitación a la violencia colectiva en perjuicio tanto del Grupo Clarín como sus directivos en particular".

En el mismo escrito, los abogados que representan al Grupo Clarin estiman que "los hechos denunciados podrían encuadrar en la figura de coacción agravada", prevista en el artículo 149 bis del Código Penal, segundo apartado, que expresa: "será reprimido con prisión o reclusión de dos a cuatro años el que hiciere uso de amenazas con el propósito de obligar a otro a hacer, no hacer o tolerar algo contra su voluntad".

La intentona amenazante de Clarín contra, por ejemplo Caballero, se fundamente en un textual extraído de su participación en el programa 6,7,8 de la Televisión Pública del 4 de octubre último en relación a la protesta de Prefectos y Gendarmes que, según adujeron los voceros de los uniformados, se originó en los graves errores que sufrieron en la liquidación de sus haberes.

En esa oportunidad, el fundador de Tiempo Argentino opinó que la protesta se enmarcaba en "un intento de desestabilización", y explicó que "forma parte de una estrategia de incendio de la calle, que tienen ciertos grupos concentrados, básicamente el Grupo Clarín, de aquí al 7 de diciembre".

El Grupo Clarín presentó una denuncia penal contra varios periodistas entre los que están Sandra Russo, Roberto Caballero y Javier Vicente quienes hoy estuvieron como invitados en 678.

"No hay ninguna conexión con algo que se pueda llamar incitación a la violencia. Eran sólo opiniones de las que damos en estre programa desde 2009. En mi caso hace 30 años que publico mis opiniones", consideró Sandra Russo.

 

"Quisiera que se manifiesten las organizaciones de periodistas para saber en qué país estamos viviendo y a quién le parece justo que a un periodista que, por opinar lo que se le cante, pueda ir preso"", agregó la periodista de 678.

"La denuncia fue presentada el 22 de noviembre y en principio creo que es usar el código penal como garrote. Es limitar la libertad de expresión de los que no pensamos como Magnetto", consideró Caballero.

La denuncia es por "incitación a la violencia", delito que es penado con entre tres y seis años de cárcel.

"No puede castigarse con cárcel la opinión", consideró Caballero y agregó: "Sólo los regímenes totalitatios o las mentes totalitarias anulan al otro como solución final"."Es un caso muy evidente de un grupo empresario que quiere acallar y silenciar a los que pensamos distinto", agregó el exdirector de Tiempo Argentino.

Por su parte, Javier Vicente, relator y periodista consideró: "La denuncia es contra mi persona, pero aquí se apunta contra el Fútbol Para Todos". "Lo único que estamos haciendo es usar nuestra libertad de expresión", agregó Vicente.

 

 

Aclaración de Clarín

Los abogados del Grupo Clarín aclararon hoy que la denuncia que presentaron la semana pasada en la Justicia apunta a "salvaguardar la seguridad" de periodistas, directivos y familiares, tanto de medios del Grupo como de otros medios, ante las "acciones y manifestaciones" de algunos funcionarios. Y, ante las versiones periodísticas de las últimas horas, resaltó que "no busca imputar a periodista alguno" y que los que fueron mencionados en la presentación sólo sólo serán propuestos como eventuales testigos.

 

El siguiente es el comunicado de los abogados del Grupo Clarín:

 

"Ante la aparición de manifestaciones periodísticas surgidas en las últimas horas con relación a una denuncia que formulara el Grupo Clarín la semana pasada, se hace saber lo siguiente:

 

"El Grupo Clarín recurrió a la Justicia en salvaguarda de la seguridad e integridad de periodistas, directivos y familiares, tanto del Grupo como de otros medios, que resultan fustigados por la acción y las manifestaciones del Gobierno y sus funcionarios.

 

"En dicha denuncia se solicitó a la Justicia que abra una investigación tendiente a acreditar si una serie de acciones públicas y declaraciones de funcionarios que llamaron a combatir a los medios del Grupo, sus periodistas y directivos, los acusaron de atentar contra la democracia y hasta de ser responsables de secuestros o levantamientos de fuerzas de seguridad, tenían detrás una autoría ideológica con entidad para constituir el delito de incitación a la violencia colectiva. (art. 212 del Código Penal)

 

"La acción está orientada a revelar si la conducta del Estado Nacional y sus funcionarios constituyó una acción penalmente reprochable.

 

"No se busca imputar a periodista alguno, estos sólo serán testigos.

 

"En este sentido, y de acuerdo a lo que se solicitará al Ministerio Público Fiscal, los periodistas mencionados actuarán exclusivamente como testigos a los fines de que -de poseerla, como sugieren sus manifestaciones- aporten información sobre los hechos denunciados. No nos referimos a opiniones, sino a información concreta sobre la investigación.

 

"No es el objetivo de esta denuncia imputar a periodistas sino a los responsables políticos de la incitación a la violencia.

 

"Por ultimo, se afirma que el Grupo Clarín también resulta víctima del delito de coacción al ser amenazado con sufrir graves consecuencias, por el solo hecho de ejercer sus derechos constitucionales, como acudir a la Justicia y peticionar a las autoridades".

 

 

 

(El diario Nuevo Dia-Telam)