Tras el “vinogate”, Peralta dijo que es “una operación política”

El mandatario provincial se refirió al escándalo en el que se ve involucrado por boletas que comprueban gastos de fondos públicos para la compra de vinos, chocolates y el pago de fletes y dijo que quieren desprestigiar su gestión. Cero autocrítica.
lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00
El “vinogate” de Peralta sigue dando que hablar y mucho más ahora que el gobernador, como era de esperar, hizo la gran “poncio pilato”, tratando de despegarse del escándalo que se desató por el manejo de fondos públicos para la compra de chocolates, vino y el pago de fletes en plena campaña electoral.
Sobre eso, y en el marco del acto por el Día de la Armada. realizó declarciones.
Allí, el mandatario culpo a la  diputada provincial Estela Maris Bubola y al vocal por la minoría en el Tribunal de Cuentas de crear una “operación política” de desprestigio a su gestión.
Según Peralta, los encargados de la administración de la residencia cometieron anomalías en la rendición de gastos y agregó que, en las denuncias de la legisladora, se presentaron facturas que todavía no se han vencido los plazos para presentarlas.
“Cada gasto reservado del gobernador necesita un decreto, aunque sea un centavo”, dijo sin inmutarse el gobernador luego de participar del acto del Día de la Armada.
Además, sostuvo que pidió un sumario, por lo que se auditará todo el ejercicio del 2011 y se lo podrá a disposición del Tribunal de Cuentas. 
“No se sabe con qué razón comenzaron aparecer copias de facturas, pero a lo mejor hubiéramos tardado un año más quizás, en detectar alguna anormalidad”, señaló.
“En la residencia comen todos los días ocho personas, si el gobernador come un bife la última empleada como un bife, si como polenta la empleada come polenta”, dijo Peralta para justificar los gastos que provienen, según denominó como un “fondo rotatorio”, agregó luego. (El Diario Nuevo Día)