MST y Tribuna Docente repudian las declaraciones de Peralta

Luego de las manifestaciones públicas que vertiera el primer mandatario provincial a medios oficiales, donde  hizo referencia a partidos de izquierda que operan en el conflicto Docente, el MST y Responsables de Tribuna Docente respondieron los dicho por Peralta.
alt

lunes, 1 de abril de 2013 · 00:00

El gobernador debería dejar de hacer este tipo de declaraciones mediáticas que buscan “embarrar la cancha” y dedicarse a solucionar un conflicto que lleva más de dos meses.
El gremio docente se compone de miles de compañeros, y es natural que en él se expresen distintas ideologías. Pero como es de público conocimiento los mecanismos de decisión corresponden a las asambleas de las filiales y al congreso provincial, lo que garantiza, además del debate democrático de las distintas posiciones, que todas las resoluciones las tome la base del gremio. Esto es seguramente lo que provoca el enojo del gobernador.
Es el gobierno provincial el que ha provocado y llevado a que se   profundicen  las medidas de lucha, y con sus declaraciones, Peralta sigue demostrando su falta de voluntad para  destrabar el conflicto.
La única política del gobierno en estos meses ha sido la de la provocación permanente. Primero se negó a negociar con la ADOSAC durante más de seis meses, después citó a una paritaria sin ningún ofrecimiento, provocó la golpiza de la patota para oficial de la UOCRA, llamó a una nueva negociación después de un mes para ofrecer lo mismo que ya se había rechazado y ante el pedido de seguir discutiendo en paritarias dictó la conciliación obligatoria.
 Mientras intercedió ante las empresas petroleras para que abonen los días de paro de sus trabajadores, les niega a los docentes el mismo derecho efectuando una discriminación inaceptable para un gobierno provincial.
Nuestro partido apoya y seguirá apoyando esta  lucha porque consideramos  justo el reclamo de los trabajadores de la educación por una recomposición salarial. Y responsabilizamos  al gobierno de seguir dilatando la solución del conflicto demostrando realmente lo poco que le importa la educación.
Acá no hay ningún intento de desestabilización. Lo que hay es un reclamo justo al que el gobernador hace oídos sordos.
En una provincia rica como la nuestra, el gobernador debería priorizar la educación, la salud y el salario de los trabajadores por sobre las ganancias de las empresas petroleras y mineras.


También Tribuna Docente
Los docentes venimos llevando una lucha incansable, plagada de gestos de solidaridad, agredidos salvajemente por patotas, soportando las inclemencias del tiempo en las carpas, las rutas y durante las masivas movilizaciones realizadas y en los últimos días con compañeros perseguidos y procesados.
No nos impulsa un propósito ideológico, ni está en marcha una “revolución”. Es que su gobierno desde el mes de julio de 2008 a la fecha solo ha aumentado los salarios de los maestros en un 16 %, contra una inflación del 60/70 % en el periodo. Los números no mienten, Sr. Gobernador, ni tampoco tienen ideología, son simplemente cifras que hablan por sí solas.
RECUPERAR al menos en parte, el poder adquisitivo del salario, es lo que pretendemos, y por eso se ha solicitado un 50 % de aumento. Es un mito que los docentes ganan buenos sueldos en Santa Cruz. La única diferencia apreciable que hay con la administración pública, es el adicional de título. El 30 % de maestros tiene segundo cargo (donde el título no se cobra) y gana $ 2400 de bolsillo en ese otro cargo.
Si a legislativos y policías se les otorga el 38 %, entre los aumentos en el básico y la mejora de otros ítems, no mejorar el 25 % escalonado a los maestros es discriminación.
Si a todos los huelguistas se les devuelven los días de paro, no devolverle los días a los maestros es discriminación.
Si en todos los conflictos se ha negociado con medidas de fuerza, amenazar a los maestros o a nuestros sindicatos con multas y sanciones de todo tipo, es discriminación.
Cuando repite la nefasta actitud de Sancho-Bontempo en el 2007, haciendo macartismo contra el Partido Obrero y otras fuerzas, está descalificando a los docentes y al funcionamiento democrático irrestricto de la ADOSAC, que todo lo vota en asambleas y congresos, que renueva anualmente sus congresales en elecciones libres, es decir donde ningún pensamiento se impone, sino que las decisiones surgen del debate amplio y de la participación masiva.
Que distancia con las prácticas de sus dirigentes sindicales adictos. Basta ver a los Pedraza y Zanola presos. Basta ver las intervenciones eternas en APAP, UPCN, o la UOCRA y el accionar violento de las patotas, que Ud. financia con subsidios especiales y vehículos oficiales para desplazarse, grupo de choque que nadie más que Ud. ha lanzado contra los maestros y enfermeros.
El accionar de las patotas oficialistas, ya sean encabezadas por García o por Segovia, así como la actuación de jueces como Quelín que persigue trabajadores en lucha, son por sí mismos agudos factores de desestabilización política que nada tienen que ver con las luchas sociales o con los partidos de izquierda.
Un gobernador que proviene de las peores tradiciones de la burocracia sindical colaboracionista, entregador principal en la privatización del Banco Provincia de Santa Cruz, avala la persecución y procesamiento a trabajadores, en este caso 32 docentes en lucha en Las Heras, mientras García, ex interventor en UOCRA y su patota siguen impunes, y ni siquiera han sido citados a declarar.
La responsabilidad absoluta de este conflicto la tiene el gobierno. La dilación del gobierno ha sido la constante. Basta ver que en el último mes, solo ha habido 1 reunión de paritarias y desde agosto de 2010 solo 4 reuniones. La única explicación que surge es que quizás está en su espíritu realizar un golpe de estado contra la ADOSAC, que no se resigna ni se doblega. Mucho más fructífero para todos sería retomar negociaciones, mejorar la bajísima oferta salarial y cesar en las provocaciones contra los maestros.