Marijuán imputó a los secretarios de la presidente

 

Los cuatro secretarios privados designados para asistir a la presidenta Cristina Kirchner quedaron formalmente imputados ante la Justicia por enriquecimiento ilícito. Los investigados son Isidro Bounine, Fabián Gutiérrez, Daniel Muñoz y Daniel Álvarez.

lunes, 6 de mayo de 2013 · 00:00

 

El fiscal Guillermo Marijuán pidió al juez federal Claudio Bonadío que solicitara informes sobre el llamativo incremento de sus bienes, que les permitió construir casas millonarias, complejos de cabañas, comprar departamentos y terrenos, y fundar empresas en el lapso de cinco años.

Los investigados son Isidro Bounine, Fabián Gutiérrez, Daniel Muñoz y Daniel Alvarez. Los dos primeros asisten a diario a la Presidenta; los otros dos son históricos ayudantes de Néstor Kirchner, aunque siguen designados oficialmente al servicio de la Presidencia de la Nación.

Gutiérrez ya era investigado por Bonadío luego de que se conoció que estaba construyendo una casa lujosa en El Calafate, con un valor estimado de un millón de dólares (él dice que sólo vale un tercio de ese precio). Marijuán pidió, también, averiguar la manera en que creció el patrimonio de Bounine, Muñoz y Alvarez, luego de la denuncia que presentó el abogado Enrique Piragini.

Por eso el fiscal pidió a Bonadío que la Oficina Anticorrupción enviara las declaraciones juradas, tanto públicas como privadas, de estos tres secretarios y que la AFIP le mandara copia de sus declaraciones de bienes personales y ganancias. También quiere que la Anses informe sobre sus aportes previsionales y que el Registro de la Propiedad Automotor y el de la Propiedad Inmueble le digan qué casas, terrenos, departamentos o vehículos tienen o tuvieron a su nombre. Los mismos datos busca el fiscal en los registros de las provincias de Buenos Aires y Santa Cruz.

Marijuán quiere que el juez federal de Santa Cruz realice una inspección en los terrenos y casas que tienen los secretarios en esa provincia. Cuando pidió que hiciera esto mismo con la casa de Gutiérrez de El Calafate, Bonadío sólo contestó: "Téngase presente". Pero no le hizo lugar.

En el caso de Muñoz, el fiscal quiere que el juez federal con jurisdicción en Mar de las Pampas, en el partido de Villa Gessel, también inspeccione el terreno que declaró haber comprado en esa zona.

Marijuán está interesado en las sociedades constituidas por los secretarios de la Presidenta y por eso pidió los informes a la Inspección General de Justicia.

Bounine, que fue designado en 2005, ya se encuentra investigado por la OA, tras analizar sus declaraciones juradas que revelan que sus bienes crecieron 50 veces en tres años. Declaró en 2005 tener 15.000 pesos en efectivo y en 2008 su patrimonio era de unos 750.000 pesos, casi el doble del de Gutiérrez. Y todo con un sueldo de 15.000 pesos.

De sus declaraciones juradas se desprende que el crecimiento de su patrimonio desde 2005 es mayor que la suma de todos los ingresos que declaró en el mismo período. Este funcionario es de máxima confianza de la Presidenta. Su madre, Maquena, trabajaba en la casa de los Kirchner en Santa Cruz y cuidaba a Florencia Kirchner cuando era chica.

En el caso de Gutiérrez, su patrimonio aumentó más de siete veces desde que acompaña a los Kirchner. Ingresó en 2003 con $ 52.590 y en 2008 reconoció bienes por más de $ 400.000.

Julio Daniel Alvarez, a quien Kirchner llamaba "Danielito" cada vez que lo necesitaba, también está bajo investigación. En 2003, cuando asumió, Alvarez tenía un patrimonio de $ 5860. Según su última declaración jurada, sus bienes ascienden a $ 298.406 pesos . En el caso de Héctor Daniel Muñoz, el incremento patrimonial es del 11.000 por ciento. Pasó de $ 14.000 en 2003 a $ 1.579.172 en 2008. Declaraba un Volkswagen Gol valuado en $ 15.000 y ahora admite tener un complejo de seis cabañas en El Calafate sobre un terreno de 1285 metros cuadrados que compró en 2003 por 9637 pesos, que en 2008 le generó ingresos por $ 472.314 en alquileres. En el rubro "mejoras" declara que invirtió $ 269.347 en el emprendimiento.

También tiene $ 450.000 en efectivo, una caja de ahorro con $ 10.673 y una cuenta corriente por $ 42.273. El 24 de noviembre de 2008 ingresaron a sus arcas $ 170.000 por la venta de un terreno en Río Gallegos que había comprado en 2006 por $ 44.700. Fuente: Hernán Cappiello  La Nación