Cotillo dijo que "salieron a la luz faltas gravísimas" en el sistema de salud

El pasado miércoles se realizó, por casi 17 horas, una sesión extraordinaria en la cual se interpeló al Ministro de Salud Daniel Peralta por la acuciante situación del sistema sanitario santacruceño. Durante la interpelación “salieron a la luz faltas gravísimas que lejos están de simular operaciones políticas, sino de la realidad que día a día viven los santacruceños”, afirmó Cotillo.

lunes, 1 de julio de 2013 · 00:00

Luego agregó que “el ministro no supo explicar prácticamente ninguno de los puntos que fueron analizados en el recinto, aunque sí fue rápido y eficiente a la hora de las chicanas”, cuando en realidad “más que escucharlo hablar de operaciones políticas, nos gustaría saber cuáles son las estrategias para sanear el déficit administrativo en la gestión y las consecuencias que de ello derivan”.

Cotillo optó por no enumerar cada una de las “falencias e inexactitudes” en las que incurrió el ministro, ya que “fueron tantas y algunas de enorme gravedad, que comentarlas sería extenso, abrumador y hasta triste”, aunque sí consideró necesario nombrar a determinadas cosas que salieron a la luz durante el debate en el recinto, o en días posteriores, pero con la premisa que “ya se hizo mucho daño a la salud, ahora es momento de buscar soluciones”. Para ello, resulta imprescindible “seguir consolidando el trabajo en conjunto que venimos desarrollando con los médicos y personal de la salud, nosotros vamos a seguir acompañándolos, pero también los necesitamos para solucionar juntos la problemática actual, porque nadie mejor que ellos conocen todas las falencias y problemáticas del sistema sanitario”, destacó Cotillo, al tiempo que agregó “hay que terminar con las persecuciones y con las diferencias de trato, fue lamentable escuchar como se enumeraban uno por uno los profesionales que tienen autorización para trabajar en otros lugares, por ejemplo en Comodoro Rivadavia, y los funcionarios, que tienen conocimiento porque ellos mismo los han autorizado, no lo querían aceptar”.

Asimismo, Cotillo lamentó “tener que ver como se le mostraban (al ministro y sus asesores) fotos de sillones odontológicos aun embalados, hasta el llamado de desesperación por parte de la doctora Perea cuando decía que no se puede llevar adelante la ley de arancelamiento, que ya fue sancionada hace mas de un año y que iba a ser la salvación del sistema, porque los directivos de los otros hospitales no participan y por lo tanto no se puede establecer uniformidad en los aranceles, todo ello ante la mirada desconcertada del ministro y el secretario del área”, destacando que “esto es sólo un ejemplo de todo lo que se desenmascaró el miércoles en la interpelación”. Seguidamente, resaltó el vicegobernador que “la solución a los problemas la debemos encontrar entre todos”, al tiempo que convocó a los profesionales y personal de la salud al trabajo conjunto, ya que “los médicos conocen la realidad, y nosotros tenemos la ferviente voluntad de poner a disposición todas las herramientas con las que contamos”. En este mismo sentido, el vicegobernador hizo un llamado a la calma y pidió que “se terminen las ofensas y los ataques personales”, porque “la misma presidenta lo dijo, debemos trabajar para solucionar los problemas, y no perder tiempo en agravios que no conducen a nada”.

Asimismo, Cotillo analizó lo ocurrido en Caleta Olivia, donde se sucedieron “llamativas persecuciones seguidas por sumarios con separación del cargo a profesionales, cuyo efecto inmediato tras la reacción de los vecinos, fueron la reposición en el cargo y las renuncias de los directivos del hospital” de esa localidad. En este sentido, el vicegobernador comentó que “llamó poderosamente la atención que a pocas horas de terminada la interpelación se hizo pública la sustanciación de un sumario con desafectación en el cargo a la doctora Bosso, hecho que tuvo una reacción inmediata por parte de los pacientes oncológicos, la agrupación que los reúne y diversos vecinos de Caleta Olivia, derivando en una reunión realizada el pasado sábado, en la cual no tan solo se tomo la decisión de dejar sin efecto el sumario y reponer en el cargo a la profesional, sino que también renunciaron los dos directores”.

Como análisis final, Cotillo resaltó que “no nos equivocamos cuando decimos que hay una gestión de gobierno que es la mediática y la de los discursos y respuestas ocasionales vacías de contenido, que están muy lejos de solucionar los problemas de la gente, porque cuando nos ponemos a discutir en serio algún problema en particular ocurre lo que pasó el sábado, que fue similar a lo que pasó en la interpelación, los funcionarios terminan aceptando las falencias, y fue por ello que todo volvió a la situación anterior en el servicio de oncología (del Hospital de Caleta Olivia) y al cuerpo directivo no le quedo otra que renunciar”, entonces “ante esta situación de acefalía, lo lógico sería que se reponga nuevamente a la doctora Zari, que también fue sumariada y separada de su cargo, por cuestiones políticas y que el director sea nombrado por los responsables, porque la realidad es que nosotros podemos sumar, podemos colaborar para solucionar los problemas, pero el Ministerio de Salud tiene responsabilidades que no puede esquivar”.