No hay debate entre precandidatos a diputados nacionales santacruceños

Es una condición obligatoria en las primarias de Estados Unidos, y significaría una sentencia de muerte política en las urnas para cualquier candidato Republicano o Demócrata  negarse a un debate público televisado y con mediadores. 

El tema es simple: los debates se toman en serio, son serios y tenidos en cuenta por un electorado en donde el voto no es obligatorio como sucede en el país norteamericano. 

(El mejor ejemplo, y que es el bastión de los asesores de campaña en EEUU fueron los cuatro debates presidenciales  realizados en 1. 960 entre Richard Nixon y Jhon Kennedy , que fueron preponderantes en la futura elección del asesinado presidente)

Según cuentas los medios nacionales, esta idea surgió el lunes  por parte de Francisco de Narváez quien  invitó a sus tres principales rivales de la provincia de Buenos Aires  (Sergio Massa, Martín Insaurralde y Margarita Stolbizer) a realizar un debate público en la Universidad de La Plata.

Todos aceptaron, menos Massa, quien sostuvo que esta interacción de ideas y argumentos para una banca en el Congreso la realizará luego de las Primarias. 

No hace falta ir tan lejos. Las experiencias de debate no tienen muchos antecedentes en Santa Cruz, una provincia que  con la carga poco democrática de la última dictadura más  el verticalismo y personalismo del kirchernismo y PJ impidió cualquier diálogo entre las partes. 

Pero no es culpa de culpa Kirchner, el problema es nacional. A pesar de esto, en las elecciones legislativas del 2.009, hubo una experiencia que incluso fue televisada en Río Turbio por un canal local entre  el candidato Eduardo Costa y Fernando Cotillo (quien en ese entonces iba junto con el PJ).  En dicha elección  también hubo otro debate, organizado por el Instituto Salesiano de Estudios Superiores y la Radio FM Presencia del Obispado de Río Gallegos, y que se desarrollo en el teatro del Obispado, pero en donde Cotillo y Costa pegaron el faltazo, pero que contó con la participación  de  los partidos “minoritarios” de izquierda como el PO y MST. (Hasta  ese momento no se había reformado la ley electoral por lo cual no existían las PASO).   

La discusión de “ideas” que tanto pregonan los precandidatos del PJ y FVS  debido a la interna política solo se ha resumido a chicanas, mensajes generales, pases de factura  e incluso  en un cruce de  planteamientos que poco tienen que ver con la actividad legislativa, y se asemejan más a propuestas  del orden Ejecutivo. (Para esto serviría el debate, separar la paja del trigo).  Pero esto no es casual  en esta contienda,  ya que  tal como lo señaló Mariela Arias en su publicación del diario La Nación,  la campaña es   liderada por el gobernador Daniel Peralta y Cristina Fernández de Kirchner  y no por quienes lideran las tres listas del PJ, Alejandro Victoria Marcelo Turchetti, Argentina Nieves Beroiza, y el FVS, Mauricio Gómez Bull.  Cargas ejecutivos, debaten temas ejecutivos. 

Pero  tampoco el precandidato Eduardo Costa  propuso un debate-por lo menos hasta ahora- teniendo en cuenta  lidera las encuestas de intención de voto en Santa Cruz. 

(Es muy probable que aunque no lo hayan propuesto si tenga las intención de participar de un debate- como sucedió en el 2.009 los precandidatos del  MST, Emilio Poliak  y PO, Omar Latini).   

No existe intención  de debatir, palabra que etimológicamente  proviene de batir pero, y que busca  una discusión dialéctica sin destruir, algo que en Santa cruz parecería, por lo menos hasta ahora, imposible.  (El Diario Nuevo Día). 

 

 

miércoles, 24 de julio de 2013 · 00:00