Para la CTA Santa Cruz, Cristina debatirá con "aplaudidores y "consentidores"

El secretario adjunto de la CTA Santa Cruz, Francisco Gómez cuestionó el 'falso' debate que la mandataria nacional llevara adelante mañana en Río Gallegos con referentes de la economía y gremios afines. 

martes, 20 de agosto de 2013 · 00:00

 

 

En una extensa nota de opinión enviada a los medios, el referente de la CTA criticó la falta de verdadero debate  en Cristina Kirchner.  La nota: 

Hace pocos días, apenas conocidos los resultados en las PASO y la derrota del Frente para la Victoria en los principales distritos electorales del país y en Santa Cruz, cuna del modelo, primero me resultó curioso lo patético que fue que el candidato local del Frente para la Victoria le dedicara “el segundo lugar” al narigón (supongo en alusión a Néstor) y a Cristina, a quienes justamente lo que menos les gustaba era perder.-

Después mi asombro fue mayúsculo cuando más tarde la propia presidenta de la nación no solo evidenció un alarmante desasosiego festejando la derrota del FPV en 16 de los 24 distritos electorales del país (el tercer lugar de Cabandie y Filmus, el segundo lugar de Insaurralde), sino que además dio una muestra más de su habitual intolerancia cuando convocó a debatir “a los jugadores titulares, no al banco de suplentes”.-

El desconcierto político demostrado, se comenzó a evidenciar a través de los manotazos de ahogado que significó ese rimbombante desafío, aplaudida entusiastamente por el séquito de incapaces que la rodea, y fijó como lugar de convocatoria para EL DEBATE la ciudad de Río Gallegos. Así se refleja claramente el impacto que provocó la derrota en su propia provincia, lo que la obligó a sacar de la galera este tan promocionado evento, al que “invitó para discutir” a la UIA, a la CTA Yasky, y a la CGT Caló, sus socios a la hora de actuar la “discusión y definición del Salario Mínimo Vital y Móvil”. O sea, como típico gordito dueño de la pelota, armó el partido y los dos equipos, el de ella y el de “los contrincantes”, y así se evaporó toda posibilidad de debatir seriamente.-

Lo concreto es que otra vez no abrió el juego, y esto solo deja en evidencia una sola cosa: a CFK y al kirchnerismo siempre le asustó y le sigue asustando el verdadero y profundo debate sobre “su modelo”. Solo prefieren seguir escuchando voces condescendientes, convencidos que si ellos se tapan los ojos, los demás no los ven.- 

Así gobernaron acá, y dejaron la provincia en el estado en que se encuentra. Así gobiernan el país, que ya está siendo el fiel reflejo de Santa Cruz. La corrupción voraz y desenfrenada; el vergonzante lavado de dinero que se evidencia en El Calafate, Buenos Aires, y otras partes del país; bolsos con dinero sucio provenientes del sobreprecio de la obra pública y los retornos que van y vienen en aviones y vehículos oficiales; la desaparición sin una explicación convincente, de los millones de dólares que Santa Cruz debió contar a partir del pago de regalías mal liquidadas; cuentas secretas en Suiza y quién sabe dónde más, son algunas de las características de la forma de hacer política del kirchnerismo.-

Pero tengo y debo reconocer que existe una militancia genuina y noble que dejo a salvo de este concepto, porque son compañeros y compañeras que creen que se puede hacer política material y moralmente honesta. Es ese militante que no participa de las coimas, los sobreprecios ni los intereses que dan las cuentas secretas, y que trabaja por un ideal profundo, sincero, puro, que es el de la dignidad.-

Esa militancia genuina es la que no tiene mansiones ni departamentos en Puerto Madero, ni hoteles en El Calafate, ni autos de alta gama; y que es capaz de recorrer los barrios humildes con el firme convencimiento de ayudar al vecino porque cree que una vida más digna es posible.-

Pero también tengo que decir que está la “otra militancia”: la de los que se benefician con la política de la coima y el sobreprecio, pero que no se los ve ensuciarse los zapatos en el barro de una villa, o que no entran en una casa humilde. Es esa “otra militancia” de los que poseídos por el fanatismo que solo da el dinero mal habido, siguen sosteniendo que si ningún juez ni fiscal investigó, es porque nunca se cometieron actos de corrupción. Son los que a la hora de responder sobre el deterioro y la degradación que el mismo modelo que tanto defienden ha provocado en la Justicia con el solo fin de garantizar que no van a ir a la cárcel cuando se terminen los mandatos, no son capaces de dar una respuesta convincente a la sociedad.-

Seguramente, como dice el kirchnerismo, Clarín miente. Pero la coima y el sobreprecio también son una mentira y Kirchner les mintió a todos los santacruceños primero por no explicar jamás, de manera sincera, qué hizo con los 650 millones de dólares de las regalías mal liquidadas, que se esfumaron; y les mintió a todos los argentinos porque jamás aclaró convincentemente cómo hizo crecer su fortuna personal y familiar de manera fabulosamente exponencial.-

Y CFK también les miente a todos los argentinos cuando trata de desligarse de todo eso como si ella no hubiera tenido nada que ver con Néstor, con Lázaro, con De Vido, con Jaime, con Zannini. Yo siempre la vi con todos ellos, por lo tanto no creo que sea distinta a ellos.-

También nos miente a todos los argentinos porque no dice que los subsidios millonarios a las grandes empresas salen del impuesto a las ganancias que religiosamente les cobra a los trabajadores asalariados. Dicho sea de paso, además a esas grandes empresas las exceptúa de impuestos.-

La presidenta nos miente a todos los argentinos cuando convoca a “DEBATIR” y solo lo hace con quienes a la postre le terminarán dando la razón, porque trabajan de aplaudidores y de consentidores.- 

Es mentira que nunca mintieron. Siempre lo hicieron. Así lo demuestra el pasado y el presente. Lo lamentable es que si seguimos así, el futuro de los argentinos, nuestro futuro, se ve muy complicado.-

La mayoría de los argentinos creemos que en nuestro país es necesario más progresismo, que permita profundizar una mejor distribución de la riqueza entre los trabajadores; para que exista una verdadera industria nacional que nos posibilite el manejo y explotación de nuestros propios recursos naturales, incluyendo el cuidado de nuestro medio ambiente; que la renta por la venta de nuestros productos queden el 100% en nuestro país; etc. Por eso la mayoría de los argentinos estamos empezando a dejar en claro que el kirchnerismo no es garantía de todo eso, y lo vamos a volver a expresar en las urnas en octubre y en el 2015, donde la mayoría de los argentinos vamos a votar para cambiar por un gobierno honesto, donde los funcionarios públicos corruptos vayan a la carcel.-

Como el kirchinerismo no garantiza nada de eso, es que seguramente la presidenta de la nación se vio en la obligación de armar este circo del debate porque no cuenta con argumentos para debatir sobre honestidad, transparencia ni decencia, y por eso no invitó a los verdaderos representantes de los trabajadores.-

Parafraseando a la propia presidenta, utilizando términos futbolísticos, a los alcahuetes que seguramente van a querer salir a contestar les digo: yo discuto con titulares, no con los utileros (con el respeto que me merecen los utileros).-

 Francisco Gómez – Secretario de Organización de la Federación Judicial Argentina y Secretario Adjunto de la CTA Santa Cruz