La interna mentirosa y lo que Nuevo Día te “cantó antes”

Lo que viene en materia política claramente está centrado en la resultante de la relación Nación-Provincia, pero fundamentalmente del vínculo Cristina-Peralta. Lo que alguna vez Nuevo Día llamó la interna mentirosa parece estar cada vez más cerca de transformarse en el verdadero trasfondo político estratégico de un detrás de escena incierto.

lunes, 20 de enero de 2014 · 00:00

Algo había de verdad en aquella nota-editorial denominada ¨La Mentirosa Interna del FPV para evitar el voto castigo¨ (ver nota) publicada por este medio el 31 de marzo en donde se hacía hincapié en aquellas suspicacias que siempre gobiernan el detrás de escena de las apariencias mediáticas y más superficiales en el ambiente político.

En aquel entonces augurábamos  que ¨por más que parezca lo contrario y la interna llegue a generar malestar social, las apariencias en este caso están ocultando una verdad vinculada a la perpetuidad del poder del Kirchnerismo en la provincia y en el país, aunque algo mas  imposible a nivel nacional, sin dudas lo virtuoso del Kirchnerismo para expandirse está directamente relacionado con esta capacidad para ocultar la verdad que no es otra que la de mantenerse a flote  perpetuándose en los distintos cargos y estructuras públicas¨.

¨El temor a perder el poder en la provincia es un fantasma que la actual dirigencia no logra digerir, y las peleas entre ellos tienen una cuota de realidad, pero estratégicamente esta división de deja de ser funcional al propio Kirchnerismo¨, indicábamos en aquel entonces.

concluyendo que ¨dividiendo los sectores, mostrando esa mentirosa división ante la sociedad, ganando enemigos del pasado por un lado tal como el sector docente, y aglutinando a los enemistados con el Gobernador por otro lado, el Kirchnerismo logra una plataforma que de manera homogénea y sin divisiones no lograrían. El Kirchnerismo y el peraltismo son las dos  caras de una misma moneda, aunque al común le parezca que hay que estar de un lado o del otro esta vez el triunfo es para un solo sector y es el peronismo kirchnerista que se sigue perpetuando¨.

Aquella nota adelantaba lo que hoy ya es una realidad cantada, si bien los enojos y los cruces mediáticos siempre tienen parte de verdad y parte de mentira, porque la política no es una ciencia exacta y mucho menos los protagonistas de esa actividad; hoy las partes que parecen volver a asociarse; el gobierno provincial y el Nacional; quizás nunca hayan estado tan distanciado como parecía; tal vez la estrategia de dividir logre para este 2015 homogeneizar al peronismo de  un modo mucho más sólido que de no haber existido esas diferencias.

Lo que viene en materia política para la provincia es mucho más complejo que esta interna política, propulsora de serios problemas sociales durante el 2013; es la presidenta y el Gobernador quienes protagonizan la sala principal de la discusión; sin embargo muchos actores ¨de reparto¨ que a veces por incomprensión, otras por querer ¨ser más papistas que el papa¨ o simplemente porque no llegan a comprender tal elasticidad o dinámica en el escenario político siguen ¨ensuciando la cancha¨ o buscando tejer nuevos entramados que claramente quedarán para el olvido en el ámbito kirchnerista. (El Diario Nuevo Día