Pelea de corrupción: Cantín acusa Roquel de otorgar tierras que se superponen con el paso del gasoducto 

El intendente denunció que  su antecesor otorgó  permiso de ocupación de las manzanas 414 y 145 en la denominada urbanización Bicentenario, y que ahora debe efectuarse un  “bay-pass”  para el gasoducto porque se superpone con viviendas  ya construidas. El intento de desviar la polémica venta del terreno a LABSUR.

martes, 14 de octubre de 2014 · 00:00

Luego de la denuncia  de los ediles,  en la justicia con denuncia penal   y por medio de un proyecto  de resolución para pedir explicaciones  sobre la polémica venta de un terreno al laboratorio LABSUR por un valor irrisorio de 1,5 millones de pesos, cuando vale 9 millones, y  el cual se pagará con  entrega de libretas por un valor de 1,2 millones,  ahora el intendente  Raúl  Cantín apuntó a la gestión de su antecesor, el ex intendente Héctor Roquel.

Es que el jefe comunal respondió con un posible caso de corrupción,  para intentar tapar  su posible caso de corrupción en una venta del terreno de 3.800 metros cuadrados que iba a ser destinado a la construcción del Hospital de Niños en Río Gallegos. 

Mediante un comunicado, prensa de la municipalidad indicó que en el mes de abril del año 2010, la Municipalidad otorgó permiso de ocupación de las manzanas 414 y 145 en la denominada urbanización Bicentenario, por la cual;  los vecinos comenzaron a construir sus viviendas. A fines del 2010, más precisamente el 24 y 29 de noviembre, se detectó una superposición de las parcelas 3, 4, 5, 6 y 7 de la manzana 414; y 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 y 9 de la manzana 415 con la superficie de restricción que exige la traza del gasoducto.

Por ello , señaló que el intendente Cantín recibió a los vecinos de la manzana 414 y 415 del barrio del Bicentenario, más precisamente aquellos que ocupan las parcelas situadas sobre la calle 1, con quienes abordó el problema de la superposición del área de seguridad del gasoducto.

By pass

También  indica que el ejecutivo municipal, sostuvo: “La gestión del el ex intendente Héctor Roquel disponía de suficiente tiempo para resolver este problema al momento de identificarlo, pero decidieron ignorarlo; y hoy las familias que allí moran,  se encuentran impedidos de conectarse a la red de gas natural, ya que parte de sus viviendas, están por sobre la mencionada superficie de restricción de seguridad”. Ante esta problemática se decidió realizar un estudio de factibilidad, para brindar distintas opciones y dar una inmediata solución a los damnificados. La opción más acertada y beneficiosa para las familias y el municipio, es realizar un corrimiento “bay-pass” del gasoducto de aproximadamente 5 metros en dirección - Este, por una extensión mayor a los 300 metros.

“Esta obra no solo requiere de la colaboración de la empresa Distrigas con el   municipio, Ente con el que ya se abordó esta situación y hoy contamos con el proyecto de obra antes mencionada y su requerimientos técnicos; sino también la gestión para obtener los recursos necesarios para ejecutarla”, aseguró Raúl Cantín. Continuó “este es el resultado de casi  una década de absoluta falta de interés por el bienestar de las familias de Río Gallegos, en consonancia con la ausencia de una clara política económica en pos del desarrollo de la ciudad por parte de la anterior gestión”, concluyó.