Con ADOSAC afuera de conflicto, el gobierno negociará sueldos con gremios de la administración pública

El Ejecutivo  discutirá salarios con ATE APAP y UPCN que incluyen a la  olvidada ex ley 591 que cuentan con el sueldo más bajos de la provincia. El bono de 5 mil pesos y el salario mínimo de bolsillo de 11 mil peso que reclaman los gremios. 

martes, 11 de marzo de 2014 · 00:00

 

 

Luego de  resolver las paritarias con el gremio docente,  cuyas negociaciones  derivaron en un acuerdo salarial  que representa la mayor suba al sector   en el país, ahora el gobierno provincial deberá resolver otro problema: los sueldos de la administración pública y  particularmente de la olvidada ex Ley 591. 

ATE, APAP y UPCN se reunirán mañana con el Ejecutivo, en un marco en el cual los estatales piden 11 mil pesos de salario mínimo de bolsillo, pero además exigen el pago de un bono (no remunerativo) - como se pidió en diciembre pero no se logró- de  5 mil pesos.

El año pasado el conflicto llegó por el sector menos esperado.  Agrupaciones de la ex ley 591 reclamaron en ese momento un mínimo de 6 mil pesos,  y/o un aumento del 80%  para un empelado que en ese momento percibía cerca de 3.500 pesos.  

El aumento llegó por decreto luego del incendio del edificio de la Secretaria de la  Función Pública en octubre (aunque hubo antecedentes, porque no se debe olvidar  la represión que sufrieron el 10 de mayo Autoconvocados  de la ex ley 591 afuera de la paritaria central).  De dicho aumento, el gobierno aun no cumplió con todo  lo acordado, estipulado en un 54% para las categorías más bajas  y un 40% para las más altas. 

Actualmente un empleado de la ex ley 591 percibe entre 4.500 y 4.700 pesos,  cifra que  es la mitad del salario que percibirá un docente ingresante en septiembre de este año, quien tendrá un salario de 9 mil pesos.  La comparación – que lejos está de  confrontar ambos sectores – clarifica  el grado de olvido y lejanía salarial tiene la ex Ley 591,  aun cuando el propio gobernador resaltó el año pasado la importancia de beneficiar “a los sectores más relegados”.

Con este escenario,  y sin poder de convocatoria y reclamos, mañana  los gremios que representan al mayor  sector laboral  Santa Cruz, comenzaran a discutir salarios con el gobierno. (El Diario Nuevo Día)