Peralta confirmó su presencia en El Calafate con motivo de la firma con China por el financiamiento de las represas

El gobernador Daniel Peralta acompañó ayer a la comunidad de Puerto Deseado en la celebración de su 130 aniversario. En el acto central confirmó su presencia en la Videoconferencia desde El Calafate, con motivo del acto que se celebrará el próximo viernes en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde el gobierno nacional suscribirá con el presidente de la República Popular China, Xi Jinping, el financiamiento para la construcción de las represas Presidente Néstor Carlos Kirchner y Gobernador Jorge Cepernic.

miércoles, 16 de julio de 2014 · 00:00

De esta manera, el Mandatario provincial aseguró: «yo quiero agradecer todas las inversiones que el gobierno nacional está direccionando hacia Santa Cruz y que tienen que ver con una política que va a tener un hito sustantivo el próximo viernes, en Capital Federal, cuando se firme con el presidente de la República Popular China, Xi Jinping, el financiamiento para la ejecución de las represas sobre el río Santa Cruz».

«A partir de ese momento la historia política, social y productiva de nuestra provincia va a cambiar, por qué vamos a entrar en la etapa de la preindustrialización» definió, al tiempo que indicó que «vamos a poder pensar en un modelo de construcción distinto destinado a sustituir importaciones y a aprovechar el aporte de la Y.P.F. nacionalizada, algo sobre lo que algunos están poniendo un manto de duda».

Por ese motivo, aclaró que «sobre esto último quiero decir dos cosas, la primera, recordar que se va a discutir un proyecto para modificar la Ley de Hidrocarburos que data del gobierno del General Juan Carlos Onganía (1966 a 1970), y en ese marco, nosotros queremos poner blanco sobre negro nuestra posición, ya que apunta a generar recursos extraordinarios para empezar con la explotación de los combustibles no convencionales».

«El horizonte de reservas de gas y petróleo no termina con la explotación actual» remarcó, al tiempo que señaló que «tenemos que salir a buscar nuestro futuro con los recursos no convencionales y para eso necesitamos grandes inversiones, un objetivo que tenemos que pelear en conjunto las provincias productoras».

«Nosotros –agregó- apostamos a tener mayor producción y más regalías porque, entre otras cosas, tenemos que sostener el déficit de un sistema previsional que los santacruceños no queremos transferir, y para mantener esa situación necesitamos ingresar a nuestro presupuesto provincial mucho más recursos».

En segundo término, tras recordarle a las operadoras mineras que el Impuesto Inmobiliario Minero «está vigente» en Santa Cruz, habló sobre la minería local y nacional, y en ese contexto, argumentó que «nosotros le recalcamos a las empresas que lo van a tener que pagar porque, entre otras cosas, los santacruceños necesitamos más recursos para crecer».

En este punto, referenció que «yo entiendo que esto no se haya discutido a nivel nacional por los distintos avatares que vivió nuestra economía, pero será debate del próximo Congreso nacional, para que el Producto Bruto Interno (P.B.I.) se pueda distribuir de otra manera y para que la renta petrolera y minera también se divida de tal forma que en contrapartida venga más para las provincias que generan el recurso, ya que el impacto ambiental es algo que tienen que sufrir después los que habitan en el lugar».

Más adelante se refirió al futuro político de la provincia y el país, sosteniendo que «en Santa Cruz estamos ante un tiempo de construcción y de discusión en positivo, ya que es hora que tengamos en cuenta que el 10 de diciembre de 2015 se termina una etapa en la que tuvimos tres presidencias de santacruceños, y a partir de esa fecha ya no van a ser tan fáciles las cosas para nosotros».

«Por eso digo que es tiempo de acordar políticas de consenso para construir lo que nos está faltando en esta provincia» puntualizó, al tiempo que acotó que «debemos insistir en las obras que tienen que ver con lo estructural y con las que vamos a llegar a destiempo, algo que será motivo de un análisis histórico y que se debatirá cuando haya que revalidar intenciones en las elecciones del año que viene».

«Yo estoy seguro que en este análisis vamos a discrepar, pero lo importante discutir con altura, teniendo en cuenta el tiempo que nos viene por delante, que no nos tiene que asustar pero que si nos tiene que poner en una actitud previsora, para construir lo que nos hace falta» enfatizó.

El Gobernador reconoció que «en estos últimos diez años Santa Cruz creció más del cuarenta por ciento, que se traduce en la movilidad social ascendente de nuestras comunidades. El que lo niegue está tapando el sol con las manos. Los dirigentes políticos no nos podemos quedar atrás de ese hecho por qué hay una sociedad que nos convida y nos intima a enfrentar las dificultades que esto acarrea desde la visión de un gobierno democrático».

«En este tiempo –insistió- todos tenemos que estar trabajando detrás de objetivos comunes que apuntalen la construcción colectiva. Por ejemplo, en la zona norte, el agua, va a ser un reclamo permanente, más allá del acueducto paralelo que estamos construyendo, Caleta Olivia sufrió nuevamente la falta de suministro por una rotura en Cerro Dragón. Entonces, todos sabemos que nos tenemos que independizar de Chubut en este tema y ejecutar de una vez por todas el acueducto del Lago Buenos Aires».

«Ese es un tema pendiente que tiene toda la dirigencia comunal, provincial y nacional, y frente al cual es indispensable dar una respuesta inmediata» aseguró, en tanto remarcó que «es una obra de un enorme valor económico, alrededor de 6 mil millones de pesos, pero estoy convencido que así como se pagó la deuda histórica con el carbón, con la enorme inversión que hizo el Estado nacional en la central térmica de Río Turbio, antes que se vaya Cristina Fernández de Kirchner del gobierno nacional, creo que tiene que haber una solución definitiva al tema del agua en zona norte».

Al respecto agregó que «los dirigentes locales y provinciales, cada vez que pisen el despacho de un funcionario nacional, tenemos que pedir por esto, porque estamos hablando del desarrollo de las comunidades del flanco norte».

Luego destacó los convenios que ser firmaron hoy en Buenos Aires y que están destinados a ir solucionando el inconveniente del agua, en primer término resaltó que «hace unas horas, el presidente de Servicios Públicos Sociedad del

Estado (S.P.S.E.), Julián Osorio, en Capital Federal, firmó un convenio que implica la construcción de cisternas en Ramón Santos para que el agua de viene del Lago Musters se pueda quedar en territorio santacruceño, obra que luego se va a sumar a otra que se va a realizar en Caleta Olivia y que establece también la ejecución de redes de distribución».

«Eso va a venir a mejorar la situación» añadió, en tanto, recordó que en día de la fecha, también las autoridades de S.P.S.E., suscribieron con el E.N.O.S.H.A. (Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento) «una ratificación del convenio con Servicios Públicos para que dentro de quince días convoque a licitación pública para la construcción de la planta de osmosis inversa para Puerto Deseado».

En este marco, resumió su posición manifestando que el proceso que viene, durante los meses que le quedan de gobierno a la Presidenta de la Nación, «requiere inteligencia y saber valorar, cuidar y establecer mecanismos para que las obras se conviertan en realidades lo antes posible, porque es la concreción del sueño de muchas generaciones de santacruceños y la garantía de desarrollo para Santa Cruz».