Costa: “Santa Cruz es una provincia grande, con recursos y no puede vivir sufriendo”

De recorrida por zona norte visitó escuelas y hospitales, generó charlas con vecinos y pidió que no roben más la esperanza a los santacruceños: “Hay que recuperar el Gobierno para la gente”.

lunes, 25 de agosto de 2014 · 00:00

Mientras recorre la zona norte Costa no para de charlar con vecinos. Habla de la provincia “que se ve, la que no tiene clases por falta de calefacción, la que no tiene agua, la que sufre la falta de alternativas laborales y a veces es dura”, pero también habla de otra provincia, “parecida pero distinta”. Es una provincia con más trabajo y desarrollo, pero sobre todo más justa.

Se refiere a ella como “la provincia que soñaron nuestros abuelos”, los pioneros que formaron Santa Cruz, y dice que es la provincia que sueña con ayudar a construir.

“La gente esta cansada pero tiene mucha fe. En cada charla vemos la esperanza de los padres de que sus hijos puedan vivir mejor en Santa Cruz, de que no tengan que irse a buscar un futuro en otro lado y puedan tener trabajo para crecer”, cuenta Costa cuando le preguntan sobre los reclamos de los vecinos.  Aclara que hay quejas y pedidos que son justos, porque en todas las ciudades hay grandes carencias y falta de servicios, pero destaca que esas quejas surgen porque como comunidad nos resignamos a estar de rodillas: “Santa Cruz es una provincia grande, con recursos y no puede vivir sufriendo.”

En los últimos días Eduardo Costa estuvo en Caleta Oliva, Pico Truncado y Las Heras, luego de visitar San Julián, Piedra Buena, Rio Gallegos y Calafate. Se reunió con docentes, médicos, enfermeros, trabajadores y jóvenes; recorrió escuelas, obras, hospitales, dependencias públicas y realizó encuentros con vecinos en barrios de todas las localidades.

En Caleta Olivia se reunió con alumnos de la escuela EICO que reclaman por la falta de avance de las obras y el pésimo estado de la escuela. También con vecinos que luchan por la falta de agua y piden obras para los barrios mas alejados del centro de la localidad que no tienen gas, ni cloacas y sufren el abandono de la municipalidad local.

“Lo más importante es que si bien robaron mucho no nos robaron la esperanza y seguimos acá”, dice Carlos un vecino cansado de tener agua día por medio y solo por dos horas.

“La gente esta esperanzada en el cambio y por eso participa y se compromete. Nos recibe en sus casas y le resta tiempo a su descanso y su familia para sumarse a la idea de construir algo nuevo. Esa esperanza que compartimos es la que nos pone de pie y nos lleva a luchar mas fuerte por el CAMBIO EN SANTA CRUZ” , remarcó Costa.