PARA ESCLARECER LA MUERTE DE NISMAN

PO no se suma al 18f

Alternativamente el PO propone una marcha “para interpelar a los K, a los ex K y a Macri, que se abran todos los archivos y se vaya Milani”.
miércoles, 11 de febrero de 2015 · 16:40

Mediante un comunicado, el Partido Obrero explicó los motivos de su no adesion a la marcha del 18f convocada por Fiscales y que tiene la adhesión de la mayoría del arco opositor.

 

"El 25 de enero pasado, una declaración de nuestro partido, Partido Obrero, caracterizó la muerte del fiscal Alberto Nisman, como "un crimen de Estado”. La caracterización apuntaba, en primer lugar, a la responsabilidad política de los gobiernos que orientaron a los servicios de espionaje desde que se tenga memoria y al gobierno en funciones de la última década, y denunciaba, por otro lado, la prolija y tenaz política de encubrimiento de esos aparatos por parte de esos gobiernos y del gobierno actual”, explicó el comunicado. Además sostuvo que "eEn esta trama conspirativa tuvo un papel relevante el poder judicial, en la persona de jueces y fiscales, entrelazados con los servicios de inteligencia y condicionando sus investigaciones y sentencias a esos servicios y a los intereses económicos y políticos de turno”.

 

"¿Escapa a esa caracterización la trayectoria de los fiscales, jueces y políticos que ahora convocan a una "marcha del silencio”, que declara como objetivo "proteger la independencia del poder judicial” y reclamar "verdad y justicia” en la investigación de la muerte de Alberto Nisman?”, preguntaron y agregaron: "¿Puede servir contra la impunidad una acción que cuenta con la simpatía y el apoyo de una parte de los mismos servicios de espionaje que forman parte del encubrimiento?”

 

"Si la aspiración es la verdad, ¿por qué no exigen la apertura de los archivos secretos de los aparatos de espionaje?”, indicaron.

 

"Justicia de cómplices”

Tambien señalaron: "Ninguno de estos jueces y fiscales denunció nunca, en el transcurso de décadas, el maridaje de los gobiernos de turno y el poder judicial al que servían con los servicios de espionaje. La autoría del atentado a la embajada de Israel, que tiene a su cargo la Corte Suprema, sigue envuelta en la oscuridad. La Side hizo su prolijo trabajo de encubrimiento de la desaparición de Jorge Julio López, pero ningún fiscal pidió el allanamiento de su sede ni la indagatoria de sus jefes. Ningún fiscal reclamó la investigación del rol de los servicios de inteligencia de la policía en el despliegue de francotiradores durante la movilización que culminó en el asesinato de Kosteki y Santillán. Ni en este caso ni en el del asesinato de nuestro compañero Mariano Ferreyra, se impulsó la investigación del poder político que liberó las zonas para esos crímenes – en un caso el gobierno de Duhalde y su gabinete, en el otro el de Cristina Kirchner y sus laderos”.

 

Argumentaron que "nadie salió a una marcha de silencio cuando fue puesta en evidencia la existencia de un plan de infiltración de las organizaciones populares, denominado Proyecto X. Tampoco para defender la justicia de las luchas obreras”.

 "El juez Larrambebere y el fiscal Raúl Plee, convocantes a la marcha, fraguaron con otros 'juristas' alfonsinistas una causa falsa – como se comprobó - contra toda la dirección del Partido Obrero, en 1989, que habrían debido llevarlos a un juicio político y a la destitución. El fiscal Stornelli, ex ministro de Scioli y ex jefe político de la bonaerense, carece de autoridad para reclamar contra el encubrimiento”.

"Todos sirvieron a la Corte de la 'servilleta' de Menem; han dejado en la impunidad los asesinatos para policiales del 19 y 20 de diciembre de 2001. La Justicia es cómplice con el estado de impunidad que rige en todo el país, en especial para la mafia de la trata de mujeres y niños, o los asesinatos del 'gatillo fácil'”.

 

"Hasta el día de hoy sigue en la nada la investigación por los incendios de trenes del ferrocarril Sarmiento, a pesar de las conexiones entre el grupo Cirigliano y el intendente Otacehé y el eterno alcahuete Aníbal Fernández”, expusieron. .

 "Toda esta conducta encubridora de fiscales y jueces justifica el planteo del Partido Obrero para que sean elegidos y revocables por el voto popular”.

 

 

2
3