UOCRA- TIROTEO

Peralta: “No vamos a dejar que esto se convierta en un Far west”

Peralta afirmó que no permitirán que se repitan los hechos de violencia y advirtió que denunciará con nombre y apellido si hay intención de enturbiar el clima político. “No vaya a ser que por un motivo político, se quiera entorpecer la institucionalidad de Santa Cruz por la elecciónde octubre' dijo
miércoles, 25 de febrero de 2015 · 21:48

El gobernador Daniel Peralta repudió los actos de violencia que se vivieron en la capital provincial donde se produjo un enfrentamiento armado entre facciones gremiales de la UOCRA, y advirtió que denunciará con nombre y apellido si alguien quiere enturbiar el clima político con hechos de esta naturaleza, en un año electoral. Además expresó su preocupación porque los hechos de violencia lejos de generar trabajo, "espantan” a los empresarios.

El mandatario se refirió en estos términos a los hechos de violencia registrados en la víspera, ocurridos en pleno centro de la capital santacruceña. "Nos parece que lo peor que puede hacer un dirigente sindical es paralizar una obra que es su fuente de trabajo. Cuando el esfuerzo del Estado está, cuando el dinero se pone y cuando las empresas cumplen” dijo Peralta, luego del acto institucional en la casa de gobierno.

Agregó que "hago un llamado a la reflexión, especialmente a los compañeros de la construcción. Estamos haciendo un esfuerzo muy grande, el gobierno provincial, el nacional. El otro día se paralizaron las obras de la cisterna que está en Ramón Santos, que son obras fundamentales para Caleta Olivia y para que Santa Cruz vuelva a administrar el agua que viene del lago Musters, y esas obras fueron paralizadas por un conflicto intersindical. Y en esto somos claros, sindicato que tiene ámbito de actuación en Santa Cruz y personería gremial para actuar es un sindicato que respetamos” añadió.

Peralta sostuvo que para los problemas de encuadre sindical o convencional de los sindicatos "está el Ministerio de Trabajo de la Nación para resolverlo pero no la paralización por si misma de la obra porque eso después termina en que nosotros tengamos que subsidiar a esos propios trabajadores. Así que, el Estado gasta plata en subsidio en vez de que se avance sobre las obras donde el Estado también pone plata. Es un contrasentido”.

Al referirse a los hechos de violencia intrasindical entre facciones de la UOCRA, expresó su "repudio total y absoluto a las bandas armadas que creen que Santa Cruz es un campo de tiro y a plena luz del día, por problemas que no sé porque se generan, se saca el revólver y se anda tirando como si esto fuera el far west”.

"No estamos dispuestos a permitir eso. Y hacemos un llamado también a la justicia, para que sea absolutamente severa con estos señores que dejan de ser lo que dicen ser, para convertirse en justicieros por mano propia de algunas cuestiones que se deben resolver en los ámbitos que corresponden” acotó.

El gobernador afirmó que en Santa Cruz "no vamos a permitir que se proponga como un campo de entrenamiento de ninguno de estos señores. Tengan las razones que tengan, para eso están los organismos del estado y la constitución para solucionarlos. Y los problemas de encuadre de los dirigentes gremiales se dirimen en la órbita del Ministerio de Trabajo de la Nación”.

"Esto no se resuelve atropellando, y los puestos de trabajo no se generan con violencia. Se espantan los empresarios, se espantan las obras, se genera una zona liberada que no estamos dispuestos a tolerarlo, porque si no, nunca vamos a poder construir las represas sobre el Santa Cruz, nunca” enfatizó.

En ese contexto reiteró que desde el estado "no estamos dispuestos a que después de tanto tiempo de trabajar para que las cosas se lleven adelante, en un gobierno que abrió todos los espacios de diálogo, todos los espacios de construcción social y sindical, se nos devuelva de esta manera”.

"No vamos a permitir que esto siga profundizándose, porque es el esfuerzo de los santacruceños, no vamos a permitir que el esfuerzo de nuestra gente se tire a la basura por cuatro o cinco tipos que anden por ahí queriendo hacer prevalecer por la fuerza. Para generar trabajo hay que generar confianza y para generar confianza lo peor que se puede hacer es recurrir a la violencia”.

En ese sentido, advirtió: "no vaya a ser que por un motivo político, pequeño o grande, se quiera entorpecer la institucionalidad de Santa Cruz por la elección que hay en octubre. Porque nosotros vamos a denunciar con nombre y apellido a los señores que quieren trabajar, vaya a saber al servicio de qué interés, para parar las obras o generar disturbios. Esto no va a ser así, al menos de lo que nosotros dependa”.

Señaló que tanto el ministro de gobierno como el jefe de la policía de Santa Cruz tienen instrucciones precisas para actuar con toda la severidad que marca la ley para evitar que se repitan los hechos de violencia. "No vamos a dejar que esto se convierta en un Far west” reiteró el gobernador.