No hay plata, pero Alicia y sus funcionarios manejan fondos a discreción

Alicia Kirchner decidió usar eufemismos para asegurarse un aumento de "caja chica" encubierto o en todo caso, la incorporación de más gente a la planta política del Gobierno santacruceño. Es la nueva 2050 de Alicia.
miércoles, 16 de noviembre de 2016 · 09:29

La gobernadora de la provincia de Santa Cruz firmó el decreto que le permitirá a ella y sus funcionarios disponer de "unidades redistributivas" como complementos al presupuesto ya asignado, algo así como $100 mil más para la jefa del ejecutivo.

El decreto arranca de una manera extraña, asegurando que la gestión de la gobernadora Kirchner está "signada por la prioritaria necesidad de enfrentar la crítica situación de la provincia que afecta a la totalidad de las áreas administrativas y la prestación de los servicios a cargo de la Administración Pública provincial". Dicho esto, el texto afirma que es necesario "reordenar la labor de los distintos estamentos provinciales" y asegura, en palabras formales, que el organigrama del gobierno santacruceño es un desastre. La solución de Alicia es: crear más cargos y aumentar fondos.

La norma firmada por la ex ministra de Desarrollo Social de la Nación asegura que hubo cambios, se reconocen despidos, pero se plantea la necesidad de la creación del "Gabinete de Asesores" que desempeñarán tareas de acuerdo a las designaciones de la Gobernadora, ministros, secretarios y subsecretarios.

La provincia de Santa Cruz atraviesa una profunda crisis económica, política y social, producto del quiebre financiero de las arcas del estado y de un mal manejo de las finanzas públicas. Hoy necesita del rescate del Gobierno nacional, algo que llega a cuenta gotas, y viene ejecutando el pago de los sueldos provinciales en cuotas y ni siquiera cumpliendo con los plazos acordados.

Según esta nueva norma que fue firmada el pasado 11 de octubre, Alicia Kirchner tendrá para entregar de forma discrecional 132 mil pesos mensuales. Cada ministro 106 mil, cada secretario 66 mil y cada subsecretario 39.750 pesos.

La gobernadora de la provincia de Santa Cruz firmó el decreto que le permitirá a ella y sus funcionarios disponer de "unidades redistributivas" como complementos al presupuesto ya asignado, algo así como $100 mil más para la jefa del ejecutivo.

El decreto arranca de una manera extraña, asegurando que la gestión de la gobernadora Kirchner está "signada por la prioritaria necesidad de enfrentar la crítica situación de la provincia que afecta a la totalidad de las áreas administrativas y la prestación de los servicios a cargo de la Administración Pública provincial". Dicho esto, el texto afirma que es necesario "reordenar la labor de los distintos estamentos provinciales" y asegura, en palabras formales, que el organigrama del gobierno santacruceño es un desastre. La solución de Alicia es: crear más cargos y aumentar fondos.

La norma firmada por la ex ministra de Desarrollo Social de la Nación asegura que hubo cambios, se reconocen despidos, pero se plantea la necesidad de la creación del "Gabinete de Asesores" que desempeñarán tareas de acuerdo a las designaciones de la Gobernadora, ministros, secretarios y subsecretarios.

La provincia de Santa Cruz atraviesa una profunda crisis económica, política y social, producto del quiebre financiero de las arcas del estado y de un mal manejo de las finanzas públicas. Hoy necesita del rescate del Gobierno nacional, algo que llega a cuenta gotas, y viene ejecutando el pago de los sueldos provinciales en cuotas y ni siquiera cumpliendo con los plazos acordados.Según esta nueva norma que fue firmada el pasado 11 de octubre, Alicia Kirchner tendrá para entregar de forma discrecional 132 mil pesos mensuales. Cada ministro 106 mil, cada secretario 66 mil y cada subsecretario 39.750 pesos.


Galería de fotos