ABOGADO DE LÁZARO

Aseguran que Jorge Chueco se quiso tirar a las Cataratas del Iguazú

Así lo indica un acta oficial de Parques Nacionales. En la zona de la Garganta del Diablo, el abogado ofreció 150.000 dólares a los guardaparques a cambio de que le permitieran suicidarse.
domingo, 17 de abril de 2016 · 20:24
El paradero de Jorge Oscar Chueco, el abogado vinculado con el empresario kirchnerista Lázaro Báez sigue siendo un misterio. Hoy se conoció que las actas de Parques Nacionales, que reconstruyen las últimas horas en las que fue visto, indican que el abogado intentó lanzarse en el área de turistas de los saltos de Garganta del Diablo, en las Cataratas del Iguazú.

Según indican los documentos, que incluyen fotografías de sus últimos pasos, el imputado en la causa por lavado de dinero por la que está preso Báez habría permanecido en esa zona durante cuatro horas, desde las 11 de la mañana hasta las 15. De acuerdo con la versión oficial, difundida este domingo por Clarín, durante ese lapso Chueco, quien aparentemente se encontraba alcoholizado, manifestó en más de una oportunidad a los guardaparques su intención de quitarse la vida lanzándose al vacío.

Para concretar su objetivo, les habría ofrecido a estos empleados 50.000 dólares que llevaba consigo y les habría asegurado que en uno de los hoteles donde se alojaba, el Saint George, contaba con 100.000 más, por lo que prometió pagarles 150 mil pesos a cambio de que le permitieran suicidarse, según precisa el acta, que es ahora analizada por el Gobierno y la Justicia.


El auto de Jorge Chueco fue hallado este sábado
Misiones Online

A partir de este episodio, los empleados dieron aviso a las fuerzas de seguridad y a un familiar del abogado, y Chueco fue trasladado en ambulancia a una enfermería. Más tarde un oficial, Moreyra, lo acompañó a una comisaría de la sección primera, donde una guardaparque que había estado con él, Nancy Ruiz, le hizo asegurar por escrito que se encargaría del "resguardo físico" del abogado hasta el día siguiente.

Pero cuando Ruiz regresó a la unidad policial en busca del letrado, el jefe policial confesó que lo dejó en libertad, luego de que el custodiado le asegurara que iba a estar bien. Al enterarse de esto, la guardaparque se dirigió al hotel, donde le dijeron que se encontraba durmiendo sin protección policial. El abogado fue visto por última vez al día siguiente, cuando abandonó su habitación en la que más tarde los investigadores hallaron una carta, más de 43 mil dólares y 1.000 pesos.

Sin embargo, con esta nueva información, que abre nuevas preguntas, la hipótesis que maneja el Gobierno no es que Chueco se haya suicidado, sino que se inclinan por la posibilidad de que haya abandonado el país para ingresar a Brasil o Paraguay. En las últimas horas, con la participación de fuerzas federales y provinciales, intensificaron la búsqueda en la zona de la Triple Frontera, a la vez que se mantiene constante comunicación con los países fronterizos, y se cree que puede haber dejado la Argentina por pasos clandestinos.
(INFOBAE)