Liliana Korenfeld la funcionaria que se “olvidó” de cobrarle a OSDE $16 mil millones

De atender un negocio de ropa en Santa cruz pasó a administrar la Superintendencia de Servicios de Salud de la Nación en 2012. Estaba al tanto de lo que sucedía con la firma pero no sólo no denunció sino que frenó los expedientes.
lunes, 23 de enero de 2017 · 13:37

De atender una boutique en los 70 y 80 pasó a la gestión kirchnerista en Santa Cruz. Korenfeld fue secretaria de Turismo de Río Gallegos y luego con Néstor Kirchner como gobernador presidió la Caja de Servicios Sociales de la provincia.

Aunque los últimos 30 años de su vida fue empleada pública, en 2005 creó la firma Red Patagónica, y en 2008 abrió Fideicomisos Patagónicos junto a su actual exmarido, el hombre que piloteó el avión que trasladó los restos mortales del expresidente desde y hacia Santa Cruz a Buenos Aires.

En 2007 CFK la hizo diputada nacional por el Frente para la Victoria, recuerdan sus compañeros de bancada que "era la comisaria política de Cristina, un Kunkel con pollera. Se la pasaba gritando. Lo suyo era la sobreactuación”.

Pero Korenfeld se hizo conocida mucho antes, cuando en los medios de comunicación nacionales apareció en la lista de beneficiarios de tierras en El Calafate a precio ‘de oferta’, adjudicación que realizó el entonces intendente de la localidad, Néstor Méndez.

Más temprano se conoció la denuncia a la obra social de ejecutivos por retención de aportes de afiliados por $ 16.000 millones al sistema de salud que fuera calificada como el hecho de "corrupción sistemática histórica de mayor envergadura que se tenga noticias”.

En 2012 la expresidente Cristina Fernández la designó en la Superintendencia con la orden de "destruir a Moyano” desde un organismo que gozaba en ese entonces con una caja codiciada: 1100 millones de pesos. Si se dimensiona esa cifra con el estimativo conservador de los actuales funcionarios sobre la retención indebida que realizó OSDE, valuado en $10 mil millones, puede verse la magnitud del defalco.

Sistemáticamente Korenfeld frenó los procesos administrativos iniciados por departamentos como el Jurídico del organismo, no realizó los traslados correspondientes, no exigió el pago, no realizó las actualizaciones para certificar los montos retenidos y no denunció penalmente a la empresa OSDE.

Tampoco, mientras duró su gestión, avanzó administrativamente para deslindar responsabilidades respecto del escándalo de "la mafia de los medicamentos”, se limitó a suministrar la información que requería el juzgado pero no indagó la cadena de complicidades internas del sistema de laboratorios y farmacias asociadas a prestaciones como las de Administración de Programas Especiales (APE).

Por la magnitud del dinero retenido la maniobra de OSDE supera en dos veces el reclamo judicial sobre la empresa Oil Combustibles del empresario K, Cristóbal López.

Sin pena ni gloria y con un par de denuncias, una de ellas de parte del gremio de trabajadores del sector, por malversación de fondos públicos, en diciembre de 2015 el presidente Mauricio Macri le aceptó la renuncia y colocó allí a Luis Scervino.

Scervino, entre otras cuestiones, tiene el mandato presidencial de revisar las obligaciones de cobertura de las obras sociales y las prepagas, la construcción de la denominada obra social para piqueteros, y la encomienda directa de resolver el litigio con OSDE que se mantiene en suspenso desde hace muchos años.

En qué consiste la estafa

Según consta en la denuncia, ya que OSDE no es una obra social sino una empresa de servicios prepagos en salud, "Usó el marco de las obras sociales para captar socios adherentes, tal como lo permite la ley, pero sin haber cumplido con ciertas obligaciones que también emanan de la norma como aportar el 15% de lo que le cobra como cuota a un asociado a un fondo de redistribución que financia ciertos tratamientos y enfermedades”.

Al no hacer los aportes incumplió el rol de agente de retención y se quedó con el dinero, suma cercana a $ 16.000 millones, según sus cálculos. La misma operatoria por la cuál el empresario Cristóbal López responde ante la Justicia en relación a retenciones no pagadas por Oil Combustibles por cerca de $8.000 millones.

Por otra parte, los denunciantes remarcaron que no solamente la empresa debe esos $16 mil millones sino que en virtud de que a partir de 2011 cuando la compañía no debió pagar más el 15% obligatorio, OSDE siguió cobrándoselo a sus afiliados ya que la cuota societaria no bajó su precio. Fuente hora22.com