ADOSAC: “El gobierno inicia un 2017 sin pagar los sueldos y amenazando a los trabajadores”

El gremio docente advirtió que “a nueve días de enero, el gobierno sume en la incertidumbre a los trabajadores” y que la gobernadora amenazó con “descontar los días” aunque se olvida que existe un derecho constitucional que nos ampara”. “No valen a estas alturas, excusas, que ya conocemos cómo juegan entre Alicia Kirchner y Mauricio Macri, tirándose las culpas unos a otros para tapar sus respectivas inoperancia”.
lunes, 9 de enero de 2017 · 15:40

 

EL COMUNICADO  DE ADOSAC:

Está visto que en el sector de Educación, el año no va a ser fácil y si este gobierno insiste en pagar solo ante la presión y los paros, debemos señalarle a la gobernadora que deberá guardar sus discursos y sus amenazas, porque ADOSAC, como entidad representativa de todos los docentes de Santa Cruz, va a dar pelea donde y cuando sea,

Una vez más, un mes más y como lo hemos reiterado lamentablemente cada mes del año 2016, el gobierno inicia esta nueva etapa con los mismos vicios e incumplimientos que signaron su gestión en el primer año, retrasando el pago de los docentes y de todos los trabajadores de la provincia, sin dar explicaciones, no fijar fechas probables de cobro y dejando a la masa de asalariados en total orfandad y en la incertidumbre total, sin poder hacer las previsiones familiares, diagramar el pago de las deudas, los servicios y las emergencias que cada compañero tiene en su entorno familiar, continuando el Ejecutivo provincial con esta metodología perversa de proyectar sus frustraciones e incapacidades en quienes sostienen el aparato administrativo de Santa Cruz y en nuestro caso, especialmente, la Educación, tan vapuleada, ninguneada, maltratada y desconocida por la propia gobernadora en su primer año de gobierno.

A nueve días del mes de enero de 2017, la gobernadora  no ha cumplido con la obligación, aún, de pagar los sueldos atrasados del mes de diciembre, ni ha tenido la delicadeza de informar al respecto. Sin embargo, en una de sus última apariciones, Alicia Kirchner amenazó que en el 2017, "quien no trabaje no cobra”, discurso vacuo si lo hay y hasta ridículo si se quiere, por cuanto habría que preguntarle a la gobernadora cómo pretende que un trabajador cumpla normalmente con sus tareas diarias si no cobra?.

Está claro, cómo ha quedado en evidencia durante el 2016, que este gobierno privilegia más los negocios políticos y financieros, los depósitos a plazo fijo, la timba de los Lebacs y la especulación, que la Educación. Poco o nada le importa el funcionamiento del Estado como tal. Si algo sale bien, es por alguna razón eminentemente providencial, pero no porque exista algún tipo de planificación, estrategia o política al respecto. El gobierno inicia un 2017 sin pagar los sueldos pendientes del año anterior y amenazando a los trabajadores que si no concurren a sus labores, les va a descontar los días y se olvida (aunque sabemos que lo desconoce olímpicamente) que existe un derecho constitucional que nos ampara y que básicamente su obligación es cumplir con las leyes para poder exigir los mismos derechos.

Está visto que en el sector de Educación, el año no va a ser fácil y si este gobierno insiste en pagar solo ante la presión y los paros, debemos señalarle a la gobernadora que deberá guardar sus discursos y sus amenazas, porque ADOSAC, como entidad representativa de todos los docentes de Santa Cruz, va a dar pelea donde y cuando sea, para exigir el pago del salario del último de sus afiliados, que la gobernadora pretende desconocer.

Por lo expuesto, reiteramos nuestro pedido de respuesta salarial del gobierno, el pago de los salarios completos del mes de diciembre/16, el pago de los saldos pendientes y la comunicación en tiempo y forma de los días en que los salarios estarán disponibles en los cajeros. No valen a estas alturas, excusas, que ya conocemos cómo juegan entre Alicia Kirchner y Mauricio Macri, tirándose las culpas unos a otros para tapar sus respectivas inoperancia. Es un problema que deberán resolver a nivel político, ya que para cuestiones de interés común como Ganancias, minería y devolución de favores políticos en el Congreso, los acuerdos son rápidos y sin vueltas. Los docentes exigimos cobrar nuestros salarios y si el Ejecutivo sigue incumpliendo mes a mes esta obligación principal con los trabajadores, estaremos iniciando un año de difícil tránsito institucional, que no se va a poder arreglar con amenazas sin sentido y las pretensiones de Alicia Kirchner, de gobernar con palabras, sin respetar el derecho básico de cualquier trabajador, que es cobrar su salario cada 30 días y ser respetado dignamente como ciudadano y como persona.