"Los diputados de Santa Cruz no tienen mandato para aprobar el Presupuesto 2019"

Así lo indicaron desde el Partido Obrero. "Mientras se ajusta al pueblo, se beneficia a exportadores y a la 'timba financiera'. Las corporaciones petroleras, mineras, pesqueras y los bancos están obteniendo cada día más ganancias, en medio de la crisis" manifestaron.
jueves, 18 de octubre de 2018 · 15:22

Comunicado del Partido Obrero Santa Cruz: 

Alrededor del presupuesto 2019 se están produciendo un conjunto de maniobras, por medio de las cuales algunos diputados piensan “retocarlo” para poder aprobarlo, a pesar de que constituye un golpe brutal contra los asalariados en general y contra Santa Cruz en particular.

Una de esas maniobras es la “postergación” de las rebajas en la zona de los jubilados nacionales y de las asignaciones familiares, que de todos modos seguirán en agenda. Ya este mes muchos trabajadores han dejado de percibir asignaciones, pues se bajaron los topes. Aquel compañero que percibía menos de $47393 podía acceder a la "asignación familiar", hoy el tope es de $41959.

La propuesta de que más trabajadores paguen impuesto a las ganancias tomando para su cálculo las horas de viaje, las horas extras, y lo no remunerativo es un golpe brutal a los laburantes de la Patagonia.

Golpeará muy fuerte también a Santa Cruz la paralización de obras públicas vitales (ruta Caleta- Comodoro, Tres Lagos-Cardiel), el desguace de la mina de Río Turbio, la transferencia del Hospital Samic de Calafate, la quita de subsidio al transporte público que afectará a los usuarios (especialmente los estudiantes) y la continuidad de los despidos en organismos nacionales como Parques Nacionales, Anses, Agricultura Familiar, Aduana, Afip, etc.

El presupuesto que el gobierno busca aprobar con el voto de la oposición pejotista implica una reducción de 500 mil millones de pesos, que los trabajadores pagaremos con más tarifazos, impuestos y reducción de la salud y la educación públicas, parate de obras, ahogo de las provincias, desfinanciamiento del Anses mediante rebaja de aportes patronales y rebaja real de salarios, jubilaciones y Asignación Universal por Hijo, que ya este año perdieron más del 30% de su poder adquisitivo.

Mientras se ajusta al pueblo, se beneficia a exportadores y a la “timba financiera”. Las corporaciones petroleras, mineras, pesqueras y los bancos están obteniendo cada día más ganancias, en medio de la crisis.

 

UN DIBUJO

Todo este esfuerzo que se pretende imponer al pueblo será en vano, porque el peso de los intereses de la Deuda Externa y la bicicleta financiera de las Lebacs y Leliqs se comerán el ahorro nacional y más temprano que tarde nos llevará a un nuevo default. Por ello previeron el Art. 53 donde autorizan al Poder Ejecutivo a “reestructurar la deuda si fuera necesario”.

Cambiemos y la UCR canalizaron una esperanza de cambio 

 

El Gobierno que prometió bajar la inflación, votó el año pasado un Presupuesto donde pronosticaron 15% a comienzo de año y hoy pasa el 45%. Cambiaron tres veces el presidente del Banco Central, en forma ilegal, sin acuerdo del Senado y pulverizaron el valor de la moneda nacional, pues en lo que va del año sufrimos una devaluación del 120%.

Este Presupuesto viene a refrendar el acuerdo de Macri con el FMI, pues la constitución dice que el Congreso es el único autorizado para tomar deudas y empréstitos, pero en su momento dejaron sin quórum la sesión que el Frente de Izquierda pidió para tratar ese Pacto Colonial que pone de rodillas a nuestro país.

Abajo el nuevo pacto colonial y antiobrero

El nuevo pacto con el FMI, que ha tomado incluso las riendas del Banco Central, conlleva un sistema de devaluación permanente con “bandas de flotación” que se ajustan hacia arriba.

Es necesario un plan de lucha hasta derrotar el Presupuesto de guerra, para reabrir las paritarias y detener los despidos. Por eso nuestra denuncia a la oposición cómplice de los gobernadores como Alicia Kirchner y parlamentarios de Massa y el PJ que aunque ladran contra el FMI, reafirman el pago de la usuraria deuda pública y descargan el ajuste a sus empleados en las provincias.

Ante el gobierno directo del FMI, nuestro planteo de Asamblea Constituyente, libre, soberana y con poder para reorganizar el país, marca una salida política que guíe el accionar de los trabajadores apelando a la voluntad popular para reorganizar económica, social y políticamente el país en beneficio de los trabajadores.

A pesar de la traición de la inmensa mayoría de las direcciones sindicales, están previstos paros y movilizaciones para el 24 si se trata ese día el presupuesto en Diputados.

En Santa Cruz llamamos a las organizaciones sociales y políticas a movilizarnos en cada una de nuestras localidades para rechazar este Presupuesto.

Los diputados y senadores de Santa Cruz no tienen mandato para votar este nuevo ajuste contra la población laboriosa