Mario Ishii volvió a su ritual de llevar flores al mausoleo de Néstor Kirchner

Se trata del intendente de José C. Paz, en provincia de Buenos Aires. Hasta 2015 iba los 27 de cada mes. Tras ganar en José C. Paz con 59%, se fue a Santa Cruz. Viajó de madrugada, ni bien terminó el escrutinio.
domingo, 3 de noviembre de 2019 · 11:44

Desde 2005, a lo largo de ocho elecciones, Mario Alberto Ishii le aportó al kirchnerismo 461.009 votos para la intendencia de José C. Paz. Casi medio millón desde que empezó a sentirse conquistado por Néstor Kirchner, su discurso y los proyectos de obra pública que el hombre del poncho podía capitalizar en su territorio.

El domingo, cuando volvió a ganar su última reelección posible con el 59% sobre un 27% de su rival macrista Ezequiel Pazos, después de un breve festejo, a las 3 de la mañana fue a tomar un avión a Santa Cruz.

Ishii viajó a Río Gallegos a llevar flores al mausoleo de Kirchner, ritual que durante cinco años cumplió todos los días 27 de cada mes desde la muerte del ex presidente hasta 2015, cuando volvió a hacerse cargo del Municipio y la agenda de gestión y algunos problemas de salud -que requirieron mayor cuidado y una cirugía- le impidieron mantener la costumbre. Paradójicamente, cuando el peronismo perdió el gobierno nacional y provincial en manos de Cambiemos.

El “Japonés”, como lo conocen algunos en José C. Paz, volvió a viajar junto a dos de sus colaboradores de confianza y posibles sucesores para la intendencia en 2023, cuando no podrá postularse de nuevo por la ley de 2016 que impide la reelección indefinida de jefes comunales.

Uno es José Pérez, que encabezó la lista de diputados provinciales del Frente de Todos junto a Malena Massa y, el domingo, consiguió una banca. El otro es Roni Caggiano, secretario de Obras que tuvo el bautismo político de su conductor y entró como primer concejal.

Después de la ofrenda, el martes Ishii fue a Tucumán para acompañar a Alberto Fernández en la asunción del gobernador Juan Manzur. En su entorno dicen que, a los 59 años, tiene energía para “dejar ordenado José C. Paz” antes de 2023.

Con su nuevo triunfo, por un lado, Ishii mantuvo la hegemonía en su territorio. Por el otro, volvió a cumplirle en las urnas a Alberto Fernández y Axel Kicillof, los candidatos de la coalición PJ-kirchnerismo que volvieron al Gobierno al derrotar a Juntos por el Cambio. En José C. Paz, Alberto sacó el 66% y Macri el 21% de los votos. La contienda Kicillof-Vidal terminó 66% a 23%.

“La gente de José C. Paz conoce a Mario de hace 20 años, y sabe que lo refundó”, dice Caggiano sobre el apoyo en las urnas que volvió a lograr su referente. “Cuando llegó, literal, no teníamos ni un cementerio. Ahora hay una universidad pública reconocida, más de 7 mil viviendas, ocho hospitales e innumerables obras”.

Ishii fue el primero de los intendentes del PJ que salieron a postular al ex Ministro de Economía para la Gobernación cuando todavía se discutía esa candidatura.

En los últimos meses aceitó su vínculo con él, y espera el “viento a favor” para que aprueben la primera Facultad de Medicina, que funcionaría coordinada con la Universidad Nacional de José C. Paz que Cristina inauguró como presidenta con el propio Néstor Kirchner, el 1° de octubre de 2010, 26 días antes de su fallecimiento.

El principal referente de Juntos por el Cambio en José C.Paz, Ezequiel Pazos, obtuvo un 27% de votos, mejoró lo hecho en las PASO (24%) y mantendrá las bancas que tenía como oposición en el Concejo Deliberante.A partir de diciembre, en el recinto habrá 15 concejales ishiistas, 8 del macrismo, y una de Consenso Federal, el espacio de Roberto Lavagna, aunque los últimos tres votan con el oficialismo. La pelea para Pazos será en 2023, cuando podrá medirse con un “sucesor” de Ishii. (Clarin)