Grasso: “El que no quiera laburar, va a tener sus consecuencias”

Así lo manifestó al intendente de Río Gallegos, Pablo Grasso, asegurando en Radio Nuevo Día que van a “recuperar la cultura del trabajo” a nivel municipal. También dijo que Giubetich dejó un número “recontra considerable” de ingresos al municipio durante su último mes de gestión.
sábado, 14 de diciembre de 2019 · 12:38

En diálogo con el programa "Arriba el Día", que se emite por Radio Nuevo Día, Grasso habló de los motivos por los cuales declaró la emergencia municipal y dijo que "se han dilapidado todos los fondos que teníamos dentro del municipio y no se ha invertido la plata en lo que se debía, como la plata del fondo soja, que era para hacer obras, pero se hizo una resolución y la pasaron a gastos generales."

Además, sostuvo: "La segunda etapa del pluvial, la dieron de baja porque no correspondía poder hacerlo. También incorporaron a planta permanente todos los cargos políticos de la gestión, el personal desde el 1 de noviembre y hasta el 31 de diciembre fue aumentado en un número recontra considerado."

Dijo que al 70 por ciento de los empleados municipales les dieron licencia y que en estos primeros días están funcionando con un 30 por ciento y sin la posibilidad de poder combustible, sin que se les haya habilitado la posibilidad de poder tener la estructura de personal.

"También nos pasaron las planillas de horas extras al tope, con cada una de las áreas firmadas con más de 107 horas cada una de los agentes, así que no es sólo una cuestión salarial, porque nosotros necesitamos un municipio que funcione para todos los habitantes de la ciudad. Esos son algunos de los fundamentos por los cuales decretamos la emergencia administrativa, edilicia y vial. No declaramos la emergencia vial para tapar pozos, sino que decretamos la emergencia para poder reordenar el municipio y salir y funcionar rápidamente y lo hicimos en dos días", señaló.  

"Acá trabajan todos o cada uno deberá cumplir las consecuencias de no cumplir"

 

EL INFORME
Grasso Indicó que esto lo van a plantear en una conferencia de prensa, con la presentación de un informe, la próxima semana.

"Si hay algún tipo de inconvenientes, voy a dar los nombres y apellidos, y de donde viene cada uno para que no se malinterprete. Yo no quiero escrachar a nadie, pero no quiero que mis vecinos sean rehenes de este tipo de decisiones y quiero que lo que corresponde, sea así y lo que no corresponde, no. En cuanto a aquellos que obtuvieron su derecho, no se lo vamos a sacar", adelantó.

Para finalizar, dejó claro que en su gestión deberán trabajar todos: "Nosotros vamos a recuperar la cultura del trabajo y el que no quiera laburar, va a tener sus consecuencias y no nos vamos a hacer los distraídos porque sea un compañero. Acá trabajan todos o cada uno deberá cumplir las consecuencias de no cumplir con las responsabilidades para el normal funcionamiento del Estado." (El Diario Nuevo Día)