Destacan prácticas laborales con jóvenes con TEA en frigorífico de Río Gallegos

Lo hizo la Legislatura Provincial, a partir de un proyecto presentado por el diputado Matías Mazú. Las pasantías fueron verificadas por las carteras de Trabajo y Seguridad Social y Desarrollo Social. Destacaron que el proyecto permite que “los jóvenes mejoraran su autoestima y calidad de vida'.
jueves, 11 de abril de 2019 · 14:13

Esta mañana, en una nueva sesión ordinaria de la Legislatura Provincial, a instancias del presidente del Bloque del Frente para la Victoria – Partido Justicialista, Matías Mazú, se sancionó por unanimidad una Declaración de Interés Provincial el proyecto de prácticas laborales que lleva adelante el Grupo Ceres, junto a un grupo interdisciplinario de profesionales especializados en la problemática de la patología de Trastornos del Espectro Autista (TEA) con jóvenes adultos que realizan pasantías en las instalaciones del Frigorífico Montecarlo de la ciudad de Río Gallegos.

Al proyecto lo llevan adelante las profesoras Patricia Núñez y Mariela Rippa, y se inicia en el año 2014, “con el objetivo central de insertar a personas con TEA al mundo laboral, promoviendo la inclusión a través de prácticas laborales con apoyo profesional, en contraposición a la institucionalización o reclusión que general e inevitablemente suceden para estos casos”, señaló el legislador.

Para lograr este objetivo, el Grupo Ceres conformó un cuerpo de profesionales que en primera instancia logró comprometer, apelando a la Responsabilidad Social Empresaria, a los titulares del Frigorífico Montecarlo, supervisando que las instalaciones fueran óptimas para el desarrollo de diversas tareas; que el equipo de trabajo existente estuviera preparado para incorporar a los jóvenes adultos próximos a realizar las pasantías; como así también al momento de elegir la metodología del Programa de Inserción Laboral de Empleo con Apoyo, entendiendo que es el que mayor fundamentación científica y planificación sistemática se adapta para esta situación.

Sobre las observaciones realizadas por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social provincial, se destaca que “los resultados obtenidos demostraron que fueron altamente satisfactorios para todas las partes involucradas, dado que los jóvenes mejoraron su autoestima, calidad de vida y aceptación en un ámbito laboral-social”, como así también que “la empresa generó un marco solidario, creando un óptimo ambiente laboral y social, promoviendo relaciones interpersonales altamente gratificantes para los jóvenes y el personal de planta”.

“Para los padres – continúa el informe elaborado por la cartera laboral - que generaron expectativas superadoras con respecto a nuevas posibilidades para el futuro de sus hijos; y para los profesionales, abriendo nuevos caminos para estos jóvenes evitando la institucionalización, sino la posibilidad de incorporarlos a la sociedad, a través de diferentes propuestas, respetando sus individualidades”, señalaron luego de la verificación in situ de las tareas y la realización concreta de las pasantías con un grupo de jóvenes que en la actualidad se desempeñan allí, por parte de la cartera laboral provincial y del Ministerio de Desarrollo Social.

“A raíz de esta primera experiencia, entendemos única en territorio santacruceño, se vislumbra un futuro promisorio en la implementación de políticas inclusivas para personas con capacidades diferentes, a partir de lo cual instamos a la comunidad empresaria a acompañar e implementar, en el marco de la RSE, prácticas laborales con apoyo en sus empresas o emprendimientos comerciales, industriales y de servicios, buscando hacer de esta sociedad, con posibilidades y perspectivas de realización personal más inclusivas para todos y todas”, señaló Mazú.