Ley Micaela: Funcionarios municipales deberán capacitarse en materia de género

El proyecto del concejal Fabián Leguizamón garantizará que se promuevan acciones concretas para erradicar la violencia y la discriminación contra la mujer.
martes, 2 de julio de 2019 · 15:39

El jueves pasado se aprobó el proyecto del concejal radical Fabián Leguizamón mediante el cual el municipio de la capital santacruceña adhiere en todos sus términos a la Ley provincial N° 3642, en consonancia con lo dispuesto por la Ley Nacional N° 27.499, más conocida como “Ley Micaela - Capacitación en género y violencia contra las mujeres”.

De esta forma, la Municipalidad de Río Gallegos deberá promover acciones tendientes a erradicar la violencia y la discriminación hacia las mujeres, entre las que se prevén capacitaciones, charlas, etcétera.

En este contexto Leguizamón manifestó: “La sociedad está atravesando un proceso de deconstrucción y desde el Estado debemos promover y garantizar políticas en materia de igualdad de género”.

“Si bien es un camino largo, debemos garantizar el acceso a este tipo de información como así también promover la tarea de educar y concientizar sobre este tema”, subrayó.

Cabe mencionar que según los datos estadísticos de la Oficina de Violencia Doméstica de Río Gallegos, en el último trimestre de 2018 se recepcionaron  371 denuncias de las cuales el 75% identificaba como sujeto agresor a un hombre, mientras que sólo el 25% a una agresora mujer.

Asimismo la violencia psicológica o verbal estuvo presente en el 96,15% de los casos, la violencia simbólica en el 70,5%, y en tercer lugar violencia física 55,57%, seguidos por la violencia ambiental 52,57%, y en menor medida de restricción a la participación social (12,39%), violencia económica (5,12%) y violencia sexual (3,84%).

“Las cifras hablan por sí solas y son alarmantes, por eso debemos trabajar lo antes posible en este sentido”, advirtió el edil.

Vale recordar que el nombre de la ley refiere a Micaela García, la joven asesinada en Gualeguay en abril de 2017 por Sebastián Wagner, un preso que había conseguido la libertad antes de completar su condena por delitos sexuales. A partir de este caso se puso en agenda la discusión sobre el tratamiento que las instituciones le dan a la violencia de género. La joven era una activa militante del movimiento #NIUNAMENOS, y en su memoria se presentó este proyecto.