Si hay pobreza, que no se note

Celebrando algo insólito, la gobernadora, Alicia Kirchner, firmó con una sonrisa hace un par de días la entrega de tarjetas "contra el hambre" en la provincia que la tiene en su segundo mandato. Son para más de 15.000 personas de las miles que no tienen qué comer en Santa Cruz.
domingo, 26 de enero de 2020 · 11:08

El progreso no se nota en Santa Cruz. En la provincia donde el kirchnerismo asegura haber mejorado la calidad de vida de la gente, los sueldos están congelados, la salud no le responde a nadie, la justicia no existe, la seguridad atraviesa una crisis increíble y el 95 por ciento de los medios de comunicación están comprados.

Seguramente por eso pocos hablan de la falta de acción del Gobierno en materia de salud, educación, seguridad y justicia. Y seguramente por eso se mostró con una INSÓLITA FELICIDAD la firma para la llegada de las tarjetas "contra el hambre" en una provincia donde el kirchnerismo asegura que no hay hambre ni personas pobres.

Sin embargo, hace un par de días la gobernadora se mostró con una insólita sonrisa para la foto con el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, por un convenio con el que la provincia quedó integrada "el Plan Argentina Contra el Hambre" y recibirá unos 46 millones de pesos mensuales, "que serán inyectados a la economía regional". Es decir, para las personas que, en su segundo mandato, no tienen para comer.

La firma de la llegada de la tarjeta alimentaria no sólo confirma la falta de políticas sociales de la provincia, sino también significa que hay más de 15.000 mil familias en Santa Cruz que están en la extrema pobreza.

Lo que se firmó no es más que otra clara muestra de que en Santa Cruz se ajustó con la gente y no con la clase política. Que la que hizo el esfuerzo, y lo sigue haciendo, es la clase trabajadora. La misma que escucha a la gobernadora decir que "es con todos adentro". ¿Adentro de dónde? sería la mejor pregunta. (El Diario Nuevo Día) 

6
4