24 de Marzo: A 44 años del golpe genocida

Como todos los años, la Comisión por la Memoria de Río Gallegos, en conjunto con organizaciones y sindicatos dio a conocer su documento ante un nuevo aniversario del Golpe de Estado de 1976, denunciando "la impunidad de ayer y hoy".
martes, 24 de marzo de 2020 · 12:35

Documento de la Comisión de la Memoria de Río Gallegos:

El 24 de marzo de 1976 comenzó la dictadura más sangrienta de nuestra historia reciente. Este
golpe cívico-militar-eclesiástico instauró el TERRORISMO DE ESTADO y produjo el asesinato de
30000 detenidos-desaparecidos. La dictadura de 1976-1983 se fue jalonando con otros golpes de
estado y con antecedentes en las masacres de obreros y luchadores sociales tales como la
semana trágica de 1919, luego el fusilamiento de huelguistas patagónicos en 1920-21 y diversas
represiones y persecuciones.


Desde el 73, la triple A bajo la dirección de Perón y López Rega, había adelantado el método del
secuestro y asesinato de dirigentes obreros, intelectuales y luchadores populares en general,
pero con el golpe del 76, todo el aparato del estado se colocó al servicio de este plan criminal
integrando en su seno a estas bandas armadas.


El golpe sirvió a una estrategia internacional del imperialismo, y abarcó el cono sur de nuestro
continente. Chile, Bolivia, Uruguay, Brasil fueron escenarios de golpes reaccionarios. Los planes
económicos de Martínez de Hoz también completaron otro escenario que es de la deuda externa
como instrumento de dominación. Durante la dictadura argentina la deuda subió de 5000 a casi
40000 millones de dólares y desde entonces hasta ahora, el tema de la deuda se ha ido
transformando en una pesadilla que está al rojo vivo en este aniversario del golpe genocida.
Cuando caracterizamos al golpe como cívico-militar-eclesiástico, nos referimos a la trama de
intereses políticos, capitalistas y confesionales que apoyaron, sostuvieron y bendijeron a la
dictadura genocida.


Sin embargo no basta la condena del pasado sino que es preciso ver las continuidades que los
gobiernos electos nos muestran. Todos descargaron y descargan las sucesivas crisis nacionales
sobre las espaldas del pueblo trabajador. La agenda de los gobiernos anteriores y también del
actual (de la mano del FMI) incluyen las reformas laborales y jubilatorias, que precarizarán cada
vez más nuestras condiciones de vida.


En América Latina sucesivos “golpes institucionales” como el de Brasil, Paraguay y Bolivia entre
otros muestran la decisión de los centros mundiales de poder, de hacerle pagar una vez más a
los pueblos los costos de la crisis. Frente a las políticas de ajuste se yergue en nuestros países
una inmensa rebelión popular, que tiene como epicentro a Chile, pero también a Ecuador, a
Colombia, a la resistencia contra el golpe en Bolivia, y estas luchas son el signo de la época.


En Santa Cruz, la variable de ajuste de las finanzas provinciales, ha sido el salario, desvalorizado
hasta extremos históricos durante los 4 años del gobierno de Alicia Kirchner y que continúa con el
agravante del despido de huelguistas docentes, del despido de 400 trabajadores en YCRT y del
despido de más de 100 municipales en Río Gallegos y otros tantos en Pico Truncado. Con el
salario cayeron también las jubilaciones y los aportes a la salud en la Caja de Servicios Sociales
(intervenida desde hace 34 años)


La Pandemia y lxs trabajadores
El coronavirus pone en evidencia una crisis capitalista, posiblemente la más profunda de la
historia y la más extendida a escala mundial.
Las medidas tomadas por el gobierno para enfrentar la pandemia son insuficientes. 

La falta de inversión en la salud pública por años de ajuste ha generado la precarización laboral
(lo vemos en la provincia de Santa Cruz), la falta de equipamiento y salario digno para los y las
trabajadoras de la salud.


No hay soluciones para los que deben trabajar y conseguir su sustento diario o los que sufren la
precarización laboral como los jóvenes de los deliverys, trabajadores de la construcción,
empleadas domésticas, trabajadores del comercio, trabajadores de las agencias de trabajo etc. 
Estos trabajadores simplemente no llegarán a fin de mes y deben seguir trabajando para
sobrevivir  corriendo los riesgos de contagiarse el coronavirus. Miles viven de un trabajo informal,
en condiciones miserables y con las necesidades básicas insatisfechas como sucede en el Barrio
Madres a la Lucha o en la periferia de Río Gallegos.


Mientras tanto el gobierno prioriza destinar fondos a pagar la deuda externa fraudulenta e ilegal
que sale de nuestro esfuerzo como trabajadores.


 No es posible destinar un centavo más al pago de la deuda. Todo el dinero debe ir a cubrir las
necesidades del sistema de salud y cubrir todas las necesidades básicas. La verdadera deuda es
la que hace años viene postergando a quienes mueven al país todos los días que son las y los
trabajadores.


A raíz de la cuarentena obligatoria decretada por el gobierno nacional ya son miles los detenidos,
en algunos casos por ir trabajar a sus changas y 10 gobernadores habrían pedido establecer el
estado de sitio.  


Hasta ahora no se ha mencionado con datos precisos cuál va a ser la inversión que va a tener el
sistema de salud. La salud pública necesita triplicar su presupuesto y es preciso un plan que
incluya la medicina privada (como ocurrió en España) para centralizar desde el estado y con
control de los trabajadores todo el aparato de salud del país.


Hasta ahora los test de diagnóstico no llegan a tiempo y es urgente un testeo masivo de la
población. En Corea y Singapur esta medida resolvió en gran parte la epidemia.


Las fuerzas armadas poseen nefastos antecedentes para ser los custodios de esta grave
situación. No aceptamos que se avance hacia un estado de sitio que solo servirá para justificar
represiones contra una posible explosión social desatada por la miseria asociada a la crisis
sanitaria, cuarentena incluida.


RECHAZAMOS la militarización del país que sería una afrenta en este 24 de marzo.
La salud pública en la provincia de Santa Cruz entre otros factores de abandono, presenta una
crisis muy profunda en la atención de la salud mental. No contamos con especialistas y equipos
interdisciplinarios para un abordaje eficaz y de calidad para la prevención en tantos casos de
suicidios de jóvenes. La modalidad de intervención de los estamentos gubernamentales, a través
de actividades esporádicas e insatisfactorias, no contempla la gravedad de las situaciones, se
convierten en acciones vacías, con una falta de políticas públicas integral y planificada, de modo
sistemático, con presupuesto acorde y recursos humanos necesarios, que aborden estas
situaciones  de salud mental, la prevención y el consumo problemático de sustancias, la
vulneración de derechos de niñxs y adolescentes y la violencia de género, lo que se manifiesta en
una desprotección a los sectores de mayor riesgo sanitario y social


No a la Tortura y el maltrato
Un hecho grave es la ferocidad con que actúa la policía con los detenidos; En nuestra ciudad y
provincia lo hemos venido denunciando y organizando incluso a los familiares de víctimas para
que se respete su integridad.


Son deplorables las condiciones de detención de mujeres lo que denunciamos en su momento y
solicitamos se resolviera esa situación que vulnera derechos fundamentales.


El régimen carcelario argentino, la mentalidad represiva de la policía y sus excesos, conforman
uno de los peores atentados contra los DDHH. Afirmamos que la sistematización de la tortura en
cárceles y comisarías, lo convierte en un método que debe ser enfrentado por toda la sociedad.
Es un flagelo a superar en defensa de la dignidad humana. Los DDHH deben ser respetados y no
hermosas palabras o declamaciones en documentos constitucionales y tratados internacionales.
 Por un medio ambiente sano

El derecho a un ambiente sano es parte de las oportunidades que se le niegan a muchos vecinos
y vecinas, niños y niñas de los barrios lindantes al vaciadero municipal, desde hace años foco
constante de incendios que llegan directamente a los pulmones de la población en los barrios
Madres a la Lucha, Juan Pablo II, Marina, Gaucho Rivero, Belgrano, ProCrear, entre otros.
La salud como derecho humano, no se cumple en Santa Cruz, ni que hablar del acceso a una
vivienda digna para cientos de esos vecinos y vecinas, mientras niños y niñas crecen con miles
de toxinas y dioxinas en sus pulmones, coartando un derecho esencial de la niñez.


Los gobiernos provinciales han mirado a un costado cuando ésta realidad nos golpea y no sólo en
Río Gallegos sino también en Caleta Olivia y hasta en localidades pequeñas como Jaramillo.
Hoy, en ésta fecha que convoca a la memoria histórica, proclamamos las luchas de nuestro
presente, ante un gobierno que se presume ampliador de derechos y que se mantuvo de brazos
cruzados ante tamaña problemática.


Solidaridad con los pueblos originarios
Reivindicamos la lucha del pueblo Mapuche brutalmente reprimida lo que incluye el asesinato de
Santiago Maldonado y Rafael Nahuel. A estos compañeros los mató el Estado. La orden política
llegó desde lo más alto del gobierno nacional presionados por los representantes de Benetton. El
Estado es responsable y su brazo ejecutor Gendarmería en el primer caso y Prefectura Nacional
en el segundo. Este estado no sólo dio la orden de reprimir, lo hizo como representante y gestor
del poder financiero.


Es por ello que a los compañeros Santiago Maldonado, Rafael Nahuel, así como a Mariano
Ferreyra  los sumamos como banderas de nuestra lucha cotidiana. Sus ejemplos nos impulsan a
seguir luchando.


Los derechos de las mujeres
Reivindicamos el crecimiento avasallante del movimiento de mujeres y de las identidades
sexuales. Superar las desigualdades en los planos laborales y civiles, es una parte esencial de
los reclamos que están en juego. Los movimientos del Ni una Menos y el derecho a la Educación
Sexual Integral, a la provisión gratuita de anticonceptivos y a una Ley de aborto legal seguro y
gratuito, se han fortalecido en un agenda que enfrenta al flagelo de los femicidios y del
patriarcado sostenido desde el poder del Estado.


Por todo esto y porque No damos vuelta la página, DECLARAMOS:
- Repudio al golpe cívico-militar-eclesiástico de 1976
- Exigimos la implementación efectiva de los juicios contra los represores para impedir la
impunidad. Cárcel común a los genocidas. No a la prisión domiciliaria de Astiz.
- La violencia contra los pueblos no empezó NI TERMINÓ con el golpe del 76. Las
violaciones a los derechos humanos continúan 44 años después
- Los derechos humanos no pertenecen a ningún gobierno ni partido, nos pertenecen a
todos
- Reivindicamos la lucha de lxs organismxs de DDHH y de lxs militantes políticxs y sociales
que lograron los avances en este campo
- Reivindicamos que por medio de la movilización de partidos políticos, organizaciones
sociales y la comunidad se logró que la Cámara de Diputados rechazar la aplicación del
2x1 a los militares y policías encarcelados por delitos de lesa humanidad
- Reivindicamos los ideales de una generación que dio la vida para cambiar un sistema
injusto y de indigencia por otro justo y solidario
- Denunciamos a los gobiernos nacionales y provinciales que siguen haciendo pagar la crisis
a lxs trabajadores
- Apoyamos las luchas populares por un salario que cubra la canasta familiar y que se
prohíban los despidos. Reclamamos la reincorporación de los despedidos
- Exigimos la triplicación del presupuesto de salud, para atender la pandemia del
coronavirus, el testeo masivo, la provisión de las camas y los respiradores necesarios

- Rechazamos el pago de la deuda externa, FUERA EL FMI
- Por todos los derechos de la mujer
- Inclusión laboral Trans
- Por el derecho a un medio ambiente sano
- Justicia por Rafael Nahuel, Santiago Maldonado y los 14 mineros de Río Turbio
- Decimos NO AL ESTADO DE SITIO pedido por los gobernadores
- Exigimos la apertura de los archivos de los servicios de inteligencia (entre ellos el DIP de
Santa Cruz)
- Reclamamos el desmantelamiento del aparato represivo y el fin de las tortura
s

Valorar noticia