“Es vergonzoso que el oficialismo califique de ´disuasión´ a la represión policial contra los trabajadores de Pico Truncado”

Así lo señaló el diputado de Encuentro Ciudadano en el marco de la cuestión de privilegio que planteó contra tres autoridades del Gobierno provincial por sus expresiones desafortunadas sobre la represión en Pico Truncado. Cabe destacar que los manifestantes reclamaban por sus puestos de trabajo, quienes fueron despedidos.
jueves, 28 de mayo de 2020 · 18:25

“Es vergonzoso que el oficialismo no haya querido tratar en la sesión de hoy el repudio a la represión policial que se ejerció en la noche del jueves pasado en la localidad de Pico Truncado”, criticó con gran indignación el diputado por Encuentro Ciudadano Javier Pérez Gallart, cuyo tema fue el epicentro de su preocupación durante la cuarta sesión ordinaria de la Legislatura provincial.

Cabe señalar que el legislador presentó un proyecto de resolución para expresar su repudio a la represión policial ejercida contra los trabajadores despedidos en Pico Truncado, y que el oficialismo no quiso tratar y envió a comisiones para su posterior tratamiento.

En este sentido, y ante la negativa y falta de consideración por parte del bloque oficialista, Pérez Gallart presentó una cuestión de privilegio –casi al final de la sesión- contra el ministro de Seguridad, Lisandro de la Torre, el ministro de Gobierno, Leandro Zuliani, y el jefe de Gabinete, Leonardo Álvarez por sus expresiones públicas y desafortunadas, quienes negaron el carácter represivo de la violencia en Pico Truncado, calificándola como herramienta de “disuasión” en manos de la fuerzas de seguridad.

“No se pueden admitir semejantes declaraciones falaces e irresponsables por parte de los funcionarios que deben velar por el bienestar y la seguridad de todos los santacruceños”, manifestó el legislador provincial. Y agregó: “No cabe duda alguna que hubo una planificación en estos hechos que terminaron convirtiéndose en una cacería por las calles de Pico Truncado, los que fueron constatados por concejales y vecinos de la localidad que se expresaron al respecto.

BREVE CRÓNICA DE LOS HECHOS

Fue así que el diputado por Encuentro Ciudadano, luego de una breve introducción al tema, relató los hechos de manera pormenorizada que sucedieron en la noche del jueves 21 de mayo: “Los trabajadores se encontraban manifestándose pacíficamente afuera de la Municipalidad, cuando en un momento dos mujeres que estaban en el grupo fueron invitadas a ingresar al edificio, quienes iban a ser recibidas por el intendente Maimó. Esto no sucedió, en tanto que esa noche se pergeñó la detención de estas trabajadoras y se ordenó la dispersión violenta de todos los manifestantes”.

“Así fue como que se produjeron las escenas violentas, las que fueron retratadas por los vecinos de Pico Truncado, a lo que luego se sumaron declaraciones del concejal Lito Mansilla,

de la abogada Fabiana Muñoz que se preocupó por las detenciones y de Daniel Pérez, dirigente de ADOSAC, quienes aportaron coincidentes testimonios”, dijo el diputado en su relato.

Asimismo, agregó: “Capturaron a diez personas, algunas de las cuales no estaban en el momento de la represión afuera del Municipio, quienes fueron tirados al piso, golpeados y precintados en un pasillo de la Comisaría. A cuatro mujeres las dejaron en una pieza de la seccional y a los hombres después los llevaron a un patio al aire libre, también precintados, dejándolos parados en medio de la noche fría”.

Así, Pérez Gallart iba dando más detalles estremecedores de aquella noche: “La violencia continuó. Dos horas después les dijeron que firmasen un documento sobre el conocimiento de sus derechos, ni siquiera dándoles el tiempo necesario para leer y entender lo que firmaban, en un ambiente de total intimidación. Luego, los tuvieron toda la noche sentados en el quincho policial mirando a la pared, sin hablar, sin comer por más de 18 horas, sin tomar ni un vaso de agua y dejándolos totalmente incomunicados de sus familiares”.

En igual sentido, el legislador contó que a los detenidos les hicieron firmar un papel en el que aceptaban a la defensora oficial, con el objetivo de impedir la intervención de la abogada Fabiana Muñoz, quien quería pedir por la liberación de los trabajadores.

“Por si fuera poco, y como es de manual en estos casos sobre el accionar ilegal de la Policía, se realizaron denuncias por parte de los victimarios en contra de las víctimas, a quienes se las acusa por daños, resistencia a la autoridad y privación de la libertad”, agregó Pérez Gallart.

Casi al final de su discurso, el diputado mostró a través de su pantalla imágenes que daban cuenta de las heridas que sufrieron los trabajadores a causa del accionar represivo, las que se corresponden con los proyectiles disparados. “Dieciocho horas después liberaron a los detenidos, a quienes les dijeron que si los veían en la calle con más de dos personas los detendrían de forma inmediata”.

Por último, y como cierre de su alocución en un clima tenso en el que se percibía cierta incomodidad por parte del bloque oficialista, Pérez Gallart sostuvo: “El ministro de Seguridad de la provincia lo llama ´trabajo disuasorio´. En Democracia, lo llamamos represión, vejámenes y criminalización de la protesta”.