Pérez Gallart: “Esta alarmante seguidilla de casos de violencia policial merece respuestas del Ministro de Seguridad en la Legislatura”

Así lo señaló el diputado de Encuentro Ciudadano, quien pedirá la presencia de Lisandro De la Torre en un plenario de comisiones entre las que se encuentran la de Derechos Humanos y Perspectiva de Género. Los casos: violencia policial por homofobia, represión contra trabajadores, apremios tortuosos contra dos mujeres y femicidios.
miércoles, 10 de junio de 2020 · 13:43

En la sesión de este jueves, el diputado Javier Pérez Gallart pedirá “la comparencia del Sr. Ministro de Seguridad de la Provincia: Dr. Lisandro De la Torre, con carácter de urgente, a una reunión plenaria de las comisiones” a partir de “la profunda preocupación por los reiterados hechos de violencia policial que se produjeron en nuestra provincia en los últimos dos meses” Así lo plantea por escrito el proyecto presentado desde la banca de Encuentro Ciudadano, que plantea el carácter sistemático de lo acontecido.

“Entre abril y mayo se registraron cuatro hechos de una gravedad alarmante que marcan el accionar violento de agentes de la policía provincial en cuatro localidades diferentes de la provincia”, resumió el legislador, por lo que pedirá que el titular de Seguridad dé respuestas acerca de las actuaciones realizadas desde la cartera a su cargo ante las distintas comisiones legislativas, entre las que se encuentran las de Perspectiva de Género y Derechos Humanos.

“El último caso de violencia policial nació de un hecho de discriminación y homofobia; de allí para atrás hubo represión injustificada de un caso de protesta de trabajadores, apremios ilegales tortuosos en una comisaría y un caso de femicidio”, detalló Pérez Gallart. Desde Encuentro Ciudadano observaron que, en lo que va del año legislativo, el oficialismo se muestra reticente a tratar a fondo la problemática de la violencia policial e institucional.

LOS CUATRO HECHOS QUE INVOLUCRAN A LA POLICÍA

Pérez Gallart fundamenta su pedido con un detallado informe cronológico, que aquí se resume de manera textual:

–El 15 de abril Jésica Minaglia fue víctima de femicidio en Comandante Luis Piedra Buena, asesinada a manos de su ex pareja, el cabo 1° de la Policía provincial Pablo Nuñez. Este agente de la policía fue procesado con prisión preventiva como autor material y penalmente responsable de femicidio agravado por alevosía, el pasado 5 de mayo, en la causa que instruye la jueza Noelia Ursino.

–El 9 de mayo, en Puerto San Julián, dos jóvenes hermanas denunciaron haber sido fuertemente violentadas por parte de efectivos policiales, desde el momento de su detención realizada en su domicilio particular para continuar luego en la Comisaria Primera de la localidad, a donde fueron trasladadas en carácter de detenidas. Además de las imágenes fotográficas de una de las víctimas, divulgadas a través de los medios de comunicación, en las que son evidentes las marcas de las agresiones recibidas en brazos y rostro, resulta elocuente el relato de lo acontecido. Luego de los golpes recibidos al momento de la detención, una de las dos jóvenes fue alojada en un calabozo de la dependencia policial, sobre lo cual relata que cada veinte minutos ingresaba una oficial de policía a propinarle más golpes, quien le ofrecía

agua para luego arrojársela en la cara, profiriéndole amenazas verbales acerca de lo perjudicial que sería para la víctima denunciar el hecho. Mientras esto sucedía en el interior del calabozo, la segunda víctima permanecía en un patio de la comisaría, donde estuvo alrededor de una hora y media, a donde continuaban golpeándola y arrojándole agua a la intemperie. Ambas víctimas denuncian que sus victimarios eran hombres y mujeres policiales.

–En la noche del jueves 21 de mayo, en Pico Truncado, la guardia de Infantería de la Policía de Santa Cruz desalojó de manera violenta el reclamo que llevaban adelante en las puertas del municipio una quincena de trabajadores despedidos en diciembre pasado. Pese a que tres de las más altas autoridades del gabinete provincial hayan calificado el caso como un episodio de “disuasión”, todos pudimos ver –y es de dominio público– las filmaciones del accionar policial en los alrededores del edificio municipal, donde llevaron a la práctica una razia que implicó persecución de peatones en vehículos policiales, detenciones arbitrarias y sonidos de disparos en medio de la noche que fueron registrados por las cámaras de video.

–El pasado 5 de junio, en Río Gallegos, el joven Jorge Astorga hizo público el dramático hecho de violencia, discriminación y humillación del que fue víctima en la madrugada del 2 de mayo pasado, cuando fue detenido por personal de Infantería de la Policía provincial mientras se dirigía a su casa. Las imágenes del rostro de Astorga, quien debió ser operado en dos oportunidades en el último mes a raíz de las lesiones recibidas en la mandíbula y en las costillas, son en sí mismas pruebas evidentes de lo que le tocó padecer (…) “En la Comisaría Sexta, me bajaron de los pelos y me arrastraron esposado y me llevaron a un sector que era el quincho, donde se escuchaba música. Había 6 efectivos de infantería y 3 o 4 efectivos de esa Comisaría. Allí siguieron los abusos, con patadas y todo el tiempo me denigraban por ser gay y por mi manera de vestirme”.