Grasso: “Yo no estoy hablando de traer pacientes a mi ciudad”

El intendente de Río Gallegos dialogó con Radio Nuevo Día y aclaró que sólo habló desde una pensamiento político y que el único que puede autorizar la llegada de pacientes de Chile es el presidente.
jueves, 18 de junio de 2020 · 10:23

En diálogo con el programa “Arriba el Día”, que se emite por Radio Nuevo Día – FM 100.9, el intendente de Río Gallegos,  Pablo Grasso, se refirió a los dichos que generaron polémica sobre la llegada de pacientes de Chile.

“Lo hablé en un medio local, pero sólo es una apreciación muy política y un pensamiento personal. Estoy totalmente convencido que las cosas deben funcionar de esa manera”, indicó.

Luego agregó: “Le hemos pedido muchas veces ayuda a Chile y se nos ha negado. También tuvimos un gobierno anterior como el de Macri que decía que el modelo a seguir era el de Chile y en este momento de la historia, luego de un par de meses, donde somos reconocidos por la OMS y dirigentes importantes del mundo y donde el propio gobierno chileno no tiene la capacidad para controlar el brote en su ciudad, es para destacar que mire a la argentina después de todo lo que se dijo y digan que necesitan ayuda para que los atienda, no a los infectados, sino a quienes precisan del sistema de salud. Hoy que chile te venga a decir que necesita ser atendido en nuestro país, se tendrá que discutir. Que a vos te pidan ayuda, quiere decir que no las cosas no se hicieron mal”.

Grasso dijo que hubo “barbaridades que ayer se dijeron en los medios, que Grasso es un animal, que cómo va a traer chilenos, pero hace poquito salió una tapa y salimos todos a repudiar. Entonces, basta de hipocresías”, afirmó.

“Lo que más me interesa a mí es cuidar la salud de la ciudad y no. No soy tan hipócrita ni idiota”, señaló.

LO DECIDE EL PRESIDENTE
En otro fragmento de la entrevista, Grasso aclaró que el único que puede decidir que vengan pacientes de Chile es el presidente.

“Si la gente de mi país ve que es necesario atender a gente de otro país, como se hacen en Europa, se hará. Cuando un nene o un abuelo te viene con un respirador artificial, no le pedís el documento. Si el sistema de salud argentino lo soporta, ¿cuál es el problema en poder hacerlo? Y si no se quiere, se controlará cada uno con sus cosas y se terminó”, sostuvo.

El intendente hizo hincapié en que lo que dijo “es un posicionamiento” que dijo tener desde toda su vida, afirmando: “Estoy seguro de lo que estoy diciendo”.

Sin embargo, resaltó que “es una habilitación nacional”, expresando: “No vamos a abrir para que venga todo el mundo acá. Pero si se decide que no, entonces no y se terminó. Pero la decisión la tiene una sola persona que es el presidente”.

“Lo que le digo a la gente que me dice que soy un animal es que yo no estoy hablando de traer pacientes a mi ciudad, sino que como mensaje político vemos que desde un país que nunca nos acompañó en el Mercosur venga y diga que necesitan ayuda del gobierno argentino, es porque acá las cosas se hicieron bien. Es sólo una cuestión humanitaria que tenemos que discutir”, señaló. (El Diario Nuevo Día)