Firma-contrato

Representantes de empresarios y comerciantes celebran avance de las zonas francas

La Federación Económica de Santa Cruz y la Cámara de Comercio de Río Gallegos celebraron que se haya avanzado en la concreción del proyecto de las zonas francas y se haya firmado el contrato para la construcción de los recintos comercial e industrial para Río Gallegos e industrial para Caleta Olivia


"Pasaron más de 20 años del primer anuncio de las zonas
francas para la provincia. Fue Néstor Kirchner quien firmó el primer contrato
cuando era gobernador y luego por una decisión del gobierno nacional no se
concretó el proyecto. La semana pasado fue su hermana Alicia Kirhner quien tuvo
volver a firmar el contrato, pero esta vez con la decisión firme de un gobierno
para que se construyan los recintos francos”, dijo Guillermo Polke, presidente
de la Federación Económica de Santa Cruz.


 


"Hay que recordar que fue en 2013 que la presidenta Cristina
Kirchner restituyó a la provincia la facultad de poner en funcionamiento las
zonas francas, tanto comercial e industrial para Río Gallegos e industrial para
Caleta Olivia. Con la firma del contrato empieza a correr el plazo de 15 meses
para que los dos predios se activen. El concesionario será el encargado de
operar la zona y de prestar servicios a todos los que allí se instalen, además
de facilitar los predios y cobrar los alquileres y un canon. Con la firma del
contrato, la empresa London Supply ya está en condiciones de tomar posesión de
los terrenos donde se construirán los recintos francos”, explicó Polke, quien
participó el jueves de la firma del contrato en Caleta Olivia.


 


Además resaltó la constitución del Comité de Vigilancia que
deberá supervisar la construcción y funcionamiento de los recintos.


"La conformación del Comité de Vigilancia, que tendría que
realizarse en breve tras la firma del contrato entre la concesionaria y la
Provincia dará paso al inicio de las obras. El compromiso fue asumido por el gobernador
de la Provincia por intermedio del Ministro de la Producción para la
composición del Comité de Vigilancia, que está conformado por el sector público
y el sector privado contando con representantes de las cámaras de Comercio de
Río Gallegos y Caleta Olivia y por la Federación Económica de Santa Cruz”,
destacó Polke.


 


Por su parte, Marcelo Ferrero, presidente de la Cámara de
Comercio de Río Gallegos, señaló que el proyecto de las zonas francas "era una
deuda que tenía el gobierno nacional con los santacruceños, y tras la
restitución, licitación y ahora el acuerdo para su construcción, observamos que
se avanza ante los plazos establecidos. También contamos con las capacitaciones
para que estemos a las alturas de las circunstancias, y para que todos los
sectores puedan tener beneficios, y no queden dudas con respecto a su funcionamiento”.


 


"Nuestras aspiraciones es que las zonas francas permitan desarrollar
la actividad industrial exportadora e impulsar el comercio, fortaleciendo la
competitividad de la región y generando una mayor y mejor capacidad productiva
y puestos laborales, para contrarrestar al empleo público, y así incentivar a
nuestra provincia para un desarrollo sustentable”, agregó Ferrero, quien
también estuvo en Caleta Olivia donde se rubricó el acuerdo con la
concesionaria.


 


Además reiteró que aún no se tiene "una herramienta”
concreta de protección al comercio local. "Sabemos la diferencia de precios por
cuestiones impositiva que existe entre una zona franca y los comercios ya
instalados. Por ello, ya hemos advertido que acá no sólo se pone en riesgo el
comercio, sino fuentes laborales y el mercado inmobiliario, si no se cuenta con
un subsidio o compensación para los comerciantes de la capital santacruceña. Ya
tenemos otras experiencias salvando las distancias, como es el caso de Punta
Arenas”, resaltó Ferrero


 


 

Más de Locales