El diputado Oliva celebró la decisión judicial que habilita las clases presenciales en Buenos Aires

El flamante legislador de Encuentro Ciudadano realizó un posteo en redes sociales donde se expresó acerca de la determinación judicial que habilita la presencialidad a partir de hoy, por sobre el DNU que rige desde el viernes y comparó la situación con la de Santa Cruz.
lunes, 19 de abril de 2021 · 01:05

El recientemente asumido diputado Gabriel "Faty" Oliva opinó sobre lo acontecido en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires respecto de la resolución de la justicia respecto del amparo presentado para permitir la presencialidad en las aulas lo cual terminó modificando lo determinado por el gobierno nacional en el Decreto de Necesidad y Urgencia que disponía la suspensión hasta el 30 de abril de dicha modalidad. 

En primer lugar, el legislador manifestó: "Esta noche la justicia de la ciudad de Buenos Aires decidió reponer la educación presencial. Da gusto que hayan sido los padres los que hicieron el reclamo a la justicia, y que hayan sido escuchados y da gusto que alguien defienda el derecho de asistir a las escuelas con fundamentos, con datos, con monitoreo y con planes alternativos" señaló respecto del fallo. 

Por otra parte, hizo referencia a la educación en la provincia, sobre la que apreció: "Volver a la educación presencial es urgente, y es algo que hemos resignado en Santa Cruz, porque las palabras son acá huecas: la titular del Consejo de Educación dice que “tenemos una fuerte vocación por la presencialidad” de todos sabemos que las escuelas están cerradas, clausuradas, abandonadas hace más de un año y en las que no hubo ni la intención de generar la limpieza, el arreglo, el diseño de protocolos, la vacunación y la provisión de insumos necesarios para plantear un comienzo cuidando los protocolos."

Por último, Oliva expresó: "Sería impensable que la justicia de Santa Cruz se hiciera eco de un reclamo así. Y todos los que reclamamos seremos tildados de anticuarentena, de amenazar la salud, o de cosas peores. Nuestros chicos, y en especial los más humildes, los que no tienen ni computadora y apenas tal vez el acceso a algún celular, están condenados a otro año de educación por WhatsApp."